El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, notificó a través de su cuenta oficial de Twitter que Costa Rica recibió a 90,321 turistas por vía aérea en el último mes.

Con información del Instituto Costarricense de Turismo (ICT), el mandatario explicó que dicho repunte se debe a la reapertura de fronteras aéreas, mismas que fueron cerradas debido al aumento de casos por COVID-19 en el país.

“Mayo fue el mes con el mayor ingreso de turistas desde que reabrimos las fronteras aéreas: 90,321 llegaron por esa vía, resaltando el mercado estadounidense. Los signos de recuperación son de alta relevancia y nos indican que vamos por buen camino #ICT”, comunicó Alvarado.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

El sector turístico fue uno de los más golpeados por la pandemia, efectos de los cuales la nación comenzó a recuperarse paulatinamente en noviembre de 2021.

De acuerdo con el ICT, en ese mes el país recibió a 37,573 extranjeros, mientras que en diciembre fueron 73,974. En el último informe de abril se dio a conocer la cifra de 89,284, lo que evidencia un crecimiento paulatino de turistas internacionales en territorio tico.

Tras la tercera ola de contagios que sufrió Costa Rica después de los festejos de Semana Santa, el Ministerio de Turismo también notificó la apertura de la frontera terrestre.

Esta decisión se tomó luego de analizar que principalmente Europa y América del Norte optaban por arribar al país centroamericano por esta vía, pues tan solo en 2019, 11,145 turistas de dichas regiones visitaron Costa Rica.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

Gran parte de las personas que llegan al país se ven atraídos por las experiencias multidestino que ofrece la nación, como los corredores binacionales de La Cruz y San Juan del Sur o Puerto Viejo con Bocas del Toro.

Además, cuenta con el 6.5% de la biodiversidad existente en el mundo y ha apostado por medidas de sostenibilidad y progreso social que le han permitido resurgir de la crisis orquestada por el COVID-19.

La reactivación turística es vital para que el país supere los retos que deberá sortear en los próximos meses, ya que, según la Organización Mundial de Turismo el tráfico pre-pandemia se recuperaría después de dos o cuatro años.