Chile inauguró este martes la primera planta termosolar de Latinoamérica, capaz de generar 110 megavatios de energía limpia utilizando la potente radiación solar del Desierto de Atacama.

Chile inauguró este martes la primera planta termosolar de Latinoamérica, capaz de generar 110 megavatios de energía limpia utilizando la potente radiación solar del Desierto de Atacama.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

La planta, ubicada a 50 km al oeste de la ciudad minera de Calama (norte de Chile), puede generar electricidad proveniente del sol las 24 horas del día mediante la tecnología denominada concentración solar de potencia (CSP).

El proyecto, cuya construcción comenzó en 2015 y estuvo detenido entre 2017 y 2018 por falta de financiación, costó más de 1.000 millones de dólares y es propiedad de la estadounidense EIG Global Energry Partners.

Fue construido por un consorcio formado por las empresas españolas Acciona y Abengoa, con financiación de la Unión Europea, el banco alemán KfW y otros bancos internacionales.

Cerro Dominador es la primera planta de tecnología CSP construida en Latinoamérica y la tecnología ya se usa en países como EEUU, China, España o Australia.

La planta más grande del mundo, Ouarzazate, está en Marruecos y produce 510 Mw de electricidad diarios. 

Suficiente energía para miles de hogares

La tecnología CSP de Cerro Dominador utiliza 10.600 heliostatos (espejos móviles capaces de seguir el movimiento del sol) repartidos en más de 700 hectáreas que reflejan y concentran la luz del sol sobre una torre de 250 metros de altura con un “sombrero” lleno de sales fundidas que absorben ese calor.

Las sales calientes bajan luego por la torre a una temperatura de 500 grados centígrados hacia un cambiador de calor en donde evapora agua que mueve una turbina generadora de electricidad, capaz de producir los 110 Mw.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook