Por Uriel Naum Ávila

Mucho se ha venido hablando en los últimos meses acerca de la transformación a la que se están viendo obligadas las empresas a llevar a cabo en todo el mundo, a raíz de la pandemia COVID-19.

No solamente se trata de adaptarse a modelos laborales híbridos (home office-oficinas empresa o home office-coworking), sino de establecer una nueva relación con los colaboradores y otros grupos de interés que son relevantes para asegurar la operación de las compañías, como los clientes, por ejemplo. Por supuesto, también será relevante adaptarse a entornos más competitivos de manera flexible y ágil.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

Siendo realistas, en Latinoamérica tenemos la costumbre de llegar tarde a las ‘olas’ de las nuevas tendencias. Por eso identificar a las empresas de la región que están realmente trabajando en esta transformación no solo es un ejercicio importante de identificación de casos de éxito, sino de ubicación de referentes que sirvan para mostrar a otras organizaciones cuál es el camino de esta transformación.

En ese sentido, es importante preguntarse qué empresas de Centroamérica están realmente siendo pioneras en este proceso de cambio por el que necesitan transitar las compañías para fortalecerse frente a esta nueva realidad volátil e incierta, en la que es importante cerrar filas con todos sus stakeholders.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Puede que sea temprano para reconocer a esas firmas que están llevando a cabo esa transformación, pero existen algunas empresas que claramente trabajan ya en este proceso. Una de ellas es Teleperformance, con presencia en El Salvador, Guatemala y Costa Rica, la cual cuenta con 7,430 colaboradores.

Esta empresa, en plena pandemia, transformó su operación en tiempo récord mediante la migración al teletrabajo o Cloud Campus (Campus en la Nube) como internamente le llama. Cabe señalar que esta innovación ofrece un impacto socialmente responsable para clientes, con sus empleados y con las comunidades a las que está vinculada.

La compañía brinda una serie de beneficios para sus colaboradores, por ejemplo: flexibilidad y continuidad del negocio frente a futuras interrupciones de servicio, o simplemente adaptarse para satisfacer las cambiantes demandas estacionales. Es amigable con el planeta y con la gente, dado el uso reducido de instalaciones comerciales, minimizando la huella de carbono.

De igual forma, fomenta la inclusión y la diversidad al ofrecer oportunidades de empleo para personas con movilidad reducida y capacidades diferentes, y brinda seguridad mejorada con infraestructuras seguras y certificadas por protocolos de prevención de fraude (PCI), políticas estrictas para los empleados, autenticación de múltiples factores y bloqueo de dispositivos, protegiendo los datos confidenciales.

“Esta modalidad ha generado excelentes expectativas en los distintos países de la región; uno de los casos más notables se encuentra en El Salvador, una de las geografías más fuertes de la empresa, donde además de tener 16 años de presencia, cuentan con el primer Cloud Campus Hub, inaugurado en febrero, como un espacio que apoya a 1,100 empleados que trabajan desde sus casas y brindan soporte para las industrias del entretenimiento y las telecomunicaciones”, detalló Juan Ignacio Sada, CEO Teleperformance México, Centroamérica y Caribe.

A través de las plataformas de gestión de equipos se implementaron pisos virtuales, amplificando el alcance y recreando la operación habitual de los centros de contacto físicos, dieron un uso extensivo de las redes sociales para asegurar que los equipos estuvieran al tanto de todos los protocolos, noticias importantes y, al mismo tiempo, promover mensajes educacionales sobre el “nuevo normal”.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

Este es solo un caso de una empresa de Centroamérica que se transforma ante la nueva realidad empresarial, pero es importante conocer estas historias y difundirlas con el objetivo de que otras compañías de la región se adapten lo antes posible al nuevo contexto, ya que ello dependerá su sobrevivencia en el futuro.

*El autor es periodista de Latam y consultor en comunicación corporativa.