EFE.- El Salvador recibió este miércoles un nuevo lote de 500,000 dosis de la vacuna china Coronavac contra COVID-19, compradas por el Gobierno de Nayib Bukele, con lo que suma 3,291,080 dosis.

Las vacunas provienen de la farmacéutica Sinovac y es el quinto cargamento de dicho laboratorio que arriba al país, de los que cuatro fueron comprados por el Gobierno salvadoreño, mientras el otro fue donado por China.

“Estas vacunas son parte de la compra del Gobierno de El Salvador y gracias a las gestiones del presidente Xi Jinping”, publicó el presidente Bukele en su cuenta de Twitter.

El mandatario señaló que “con estas vacunas podremos mantener el impecable ritmo de vacunación que llevamos, que nos ha colocado como líderes en la región, a la par de las demás medidas exitosas en el manejo de la pandemia”.

Le invitamos a leer: Bukele ordena plan para minar bitcóins con energía de volcanes

En general, El Salvador ha recibido 12 lotes de vacunas contra COVID-19: 6 de la farmacéutica AstraZeneca, 5 del laboratorio chino Sinovac y 1 de Pfizer.

Del total de cargamentos, 6 fueron comprados por el Gobierno salvadoreño, 5 adquiridos vía Covax, creado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), y 1 fue donado por China.

Las autoridades de Salud se encuentran vacunando a las personas mayores de 45 años, con lo que La población autorizada para la inmunización suma 1.92 millones de ciudadanos.

Desde el 17 de febrero, cuando comenzó el proceso de inmunización en el país, y hasta la fecha han sido vacunados los trabajadores sanitarios de primera línea, las personas mayores de 60 años, personas de 55 años, maestros, policías, militares, bomberos, personal de Protección Civil y periodistas.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

Según el portal covid19.gob.sv, del Ministerio de Salud (Minsal), se han inyectado 2,147,224 vacunas, de las que 1,245,684 corresponden a primeras dosis y 901,540 a segundas El ministro de Salud, Francisco Alabí, dijo en una reciente entrevista con Efe que espera que en 2021 se complete el proceso de aplicación de la primera dosis de la vacuna contra COVID-19 a 4.5 millones de habitantes, que representan el 70% de la población y con la que se busca alcanzar la inmunidad de rebaño.

El país centroamericano acumula 74,983 contagios confirmados. De estos, 2,837 casos se encuentran “activos”, 2,279 personas han fallecido a causa del virus y 69,867 personas se recuperaron.