Por La Tribuna

Las vacantes de empleo en Estados Unidos aumentaron en abril hasta un nuevo récord de 9.3 millones en plena reapertura de la economía tras la crisis de la COVID-19, según un informe publicado este martes por el Departamento de Trabajo.

La cifra está muy por encima de lo previsto por los analistas y es muy superior a los 8.3 millones de empleos disponibles que se notificaron en marzo y que ya habían sido un máximo desde que en el año 2000 empezó a elaborarse esta estadística.

Sin embargo, las contrataciones aumentaron muy levemente, hasta 6.1 millones, en un mes en el que la creación de empleo en Estados Unidos se frenó de forma inesperada, con 278,000 nuevos puestos de trabajo.

En mayo, sin embargo, la actividad se aceleró y Estados Unidos generó 559,000 nuevos empleos, lo que dejó la tasa de desempleo en el 5.8 por ciento, la primera vez que baja del 6 por ciento desde el inicio de la pandemia.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Los datos divulgados hoy por el Departamento de Trabajo vuelven a ilustrar los problemas que muchos empleadores estadounidenses están teniendo para cubrir vacantes en plena recuperación económica.

Los mayores aumentos de vacantes de empleo se dieron en la hostelería, servicios y manufactura de productos duraderos, mientras que bajaron en sectores como la educación, la minería y la explotación forestal.

Mientras, el número de personas que dejaron su puesto de trabajo aumentó en abril casi un 11 por ciento, hasta 4 millones, otro número récord y, según los expertos, una indicación de que muchos trabajadores confían en que pueden encontrar un empleo mejor.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

Las actividades económicas en las que más se desempeñan los hondureños en Estados Unidos son servicios, limpieza, cuidado de personas, y hoteles y restaurantes, entre otros; seguido de construcción y transporte. Ante las dificultades para contratar, numerosas empresas han anunciado en los últimos meses aumentos de sus salarios mínimos y están ofreciendo incentivos para atraer a nuevos empleados.

*En alianza con La Tribuna