EFE.- El Gobierno de El Salvador se propone impulsar un plan para modernizar su sector agropecuario y además rescatar la caficultura para que el país vuelva a ser un referente regional e internacional en la materia.

Así lo afirmaron el ministro de Agricultura y Ganadería de El Salvador, David Martínez, y su viceministra, Lily Pacas, durante una visita al Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), con sede en Costa Rica.

“Como Gobierno central estamos ejecutando un Plan Maestro de Rescate Agropecuario. Una de las prioridades inmediatas es modernizar y fortalecer el Ministerio de Agricultura y Ganadería a través de uso de tecnología y poder atender mucho mejor a la población”, declaró Martínez en un comunicado del IICA.

El ministro fue recibido por el director general del IICA, Manuel Otero, quien reafirmó “el pleno compromiso de fortalecer el respaldo técnico al Plan Maestro de Rescate Agropecuario de El Salvador”,

Ambos funcionarios exploraron posibilidades de cooperación en materia de innovación, tecnología, juventud rural, extensión digital y combate a plagas, entre otras áreas.

El Plan Maestro de Rescate Agropecuario de El Salvador se propone brindar asistencia, tecnología y seguimiento al sector, cuyo financiamiento se apoya en la creación de dos fideicomisos destinados al “Rescate de la Caficultura” y a “la Soberanía Alimentaria y Rescate del Sector Agropecuario”.

Le puede interesar: Bukele ordena plan para minar bitcóins con energía de volcanes

El ministro dijo que el plan del Gobierno de Nayib Bukele “permitirá dinamizar inmediatamente la economía, generando empleos a través del agro, empleos dignos, porque es un programa bien estructurado”.

Martínez también comentó que es necesario vincular la falta de oportunidades en la ruralidad con la migración, para lo cual el impulso al sector agropecuario puede ser una solución.

RESCATAR LA CAFICULTURA

Por su parte, la viceministra Pacas, calificó como “fundamental” que se avance en “el rescate de la caficultura nacional”.

“El Salvador por mucho tiempo fue un referente en cuanto a investigación, producción, calidad de los cafés que estábamos produciendo. En ese sentido lo que queremos es volver a tener ese reconocimiento tanto internacional como los beneficios que trae el rescate de la caficultura en nuestro país”, declaró Pacas.

La viceministra aseguró que “el bosque cafetalero es la principal fuente generadora de empleo rural” y recordó que esas zonas representan el 9% del territorio salvadoreño.

“Los beneficios ambientales y los hídricos que representan los bosques cafetaleros son fundamentales para la sostenibilidad ambiental de nuestro país y también tiene el beneficio del aporte económico al desarrollo”, dijo.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

La funcionaria remarcó el interés de llevar a El Salvador experiencias como la del Instituto del Café (Icafé) de Costa Rica y del propio IICA para fomentar la investigación y la innovación en el sector.

El país centroamericano cuenta con unos 24,000 productores cafetaleros, de los cuales cerca de 90% son de pequeña escala.