EFE.- El Ministerio de Salud de Panamá (Minsa) informó este miércoles de 779 nuevos casos de COVID-19 y 5 muertes por la enfermedad, que hacen un total de 384,512 contagios confirmados y 6,413 defunciones en más de un año de pandemia.

De las cinco muertes reportadas en el informe epidemiológico del Minsa, dos son de fechas anteriores no precisadas.

Hay 397 hospitalizados por el coronavirus en planta y 66 en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), mientras que 7,420 permanecen aislados en sus casas con síntomas leves y 359 en hoteles.

Los casos activos (contagiantes) alcanzan al día de hoy los 8,242.

Los pacientes recuperados suman 369,857 desde que el 9 de marzo de 2020 se diera el primer caso de contagio en Panamá, que mantiene una letalidad por covid del 1.7%, de las más bajas de la región latinoamericana.

Sigue la información de la pandemia de coronavirus y su impacto en la economía

Las muertes de acuerdo con el rango de edad se concentran entre las personas de 60 a 79 años (3,095) y mayores de 80 (1,717), aunque tienen una menor incidencia de casos que el segmento de 20 a 59 años.

En las últimas 24 horas se aplicaron 12,119 pruebas para detectar casos de covid, que arrojaron una positividad de 6.4%. Panamá lleva aplicadas 2,751,651 test, con 643,134 por millón de habitantes.

En relación con plan nacional de vacunación contra COVID-19 que comenzó el pasado 20 de enero, hasta este miércoles se han administrado 1,164,396 dosis – de las más 1.5 millones recibidas por el país, tanto de Pfizer como de AstraZeneca, por ahora las únicas disponibles en Panamá.

Panamá recibió este martes un nuevo lote, de 40,950 dosis, de la vacuna contra COVID-19 de Pfizer, el principal proveedor del país y que ha entregado un total de 1,208,450 porciones desde el pasado 20 de enero, a las que se suman 314,400 de AstraZeneca.

El Ministro de Salud, Luis Francisco Sucre, volvió a referirse hoy al caso de un lugar clandestino en el que se administraban supuestas dosis de Pfizer vacunas contra el coronavirus, según publicó este martes el diario local La Prensa.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

Sucre, que el martes presentó ante la fiscalía una denuncia penal para que se investigue este caso, señaló que no se puede decir que hubo una “falla” en la trazabilidad, ya que hay un registro de “cada lote” y se encuentra “documentada” toda la información referente a la llegada de “cada una de las dosis de Pfizer y AstraZeneca”.

En cuanto a la investigación que está en manos del Ministerio Público, Sucre indicó que busca determinar qué sustancia tenían los supuestos viales que fueron colocados a las personas que llegaron al lugar de vacunación clandestino, según informó el Minsa.