Reuters.- La jefa de la Organización Mundial del Comercio (OMC) dijo que existe un camino para lograr un acuerdo global para llevar más vacunas COVID-19 a los países en desarrollo, pese a la división sobre si las empresas farmacéuticas deberían ser despojadas de sus derechos de propiedad intelectual.

En declaraciones efectuadas a la prensa antes de unirse a las discusiones entre los líderes de las naciones del Grupo de los Siete, la directora general de la OMC, Ngozi Okonjo-Iweala, dijo que está esperanzada en para julio esté ya más clara la situación sobre la exención de la propiedad intelectual.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

“Podría ser difícil porque algunas de las posiciones están, tal vez, un poco alejadas, pero hay un camino”, afirmó. “Me gustaría mucho ver algún tipo de progreso para julio”.

Los miembros de la OMC acordaron el miércoles iniciar conversaciones formales sobre un plan para impulsar el suministro de las vacunas contra el COVID-19 a los países en desarrollo, pero las líneas de batalla están trazadas para unas negociaciones difíciles.

Sudáfrica e India, respaldados por muchas naciones emergentes, quieren una renuncia temporal a los derechos de propiedad intelectual sobre vacunas y otros tratamientos para permitir que los fabricantes locales produzcan las dosis.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha dicho que respalda una exención temporal, pero otras naciones desarrolladas, muchas de las cuales albergan grandes compañías farmacéuticas, dicen que tal medida no impulsará la producción y podría socavar la investigación y el desarrollo.

Leer: México envía 400,000 vacunas AstraZeneca a Belice, Bolivia y Paraguay

Okonjo-Iweala señaló que el debate había avanzado con el acuerdo para iniciar las negociaciones.

“Esperamos que esto suceda de una manera que pueda acelerar el acuerdo y convertirlo en algo pragmático, que funcione para los países en desarrollo y al mismo tiempo proteja la investigación y la innovación”, indicó.