Elon Musk anunció a través de su cuenta de Twitter que ha decidido vender la última casa que posee. La decisión llega una semana después de que un informe revelara que, durante varios años, él y otros multimillonarios pagaron una cifra muy baja en el impuesto sobre la renta. O no lo pagaron.

A principios de junio, el CEO de Tesla escribió en la red social que solo tenía una casa en el área de la Bahía de San Francisco que alquilaba para eventos. “Si la vendiera tendría menos uso, a menos que la comprara una familia numerosa, lo que podría suceder algún día”, tuiteó el multimillonario.

Leer: El nuevo proyecto de Elon Musk: un restaurante de Tesla

La idea de deshacerse de sus inmuebles no es nueva. Musk compartió la decisión hace más de un año y, en cuestión de días, vendió dos de sus propiedades en California.

Los más ricos no pagan impuestos

Una media que llega apenas una semana después de la información de ProPublica. Tal y como afirma el medio Musk, Jeff Bezos –director ejecutivo de Amazon– y Warren Buffett –presidente de Berkshire Hathaway– habrían pagado pocos impuestos en relación con sus millonarias riquezas.

ProPublica ha tenido acceso a las declaraciones de Musk, Bezos y Buffet de los últimos 15 años y ha demostrado que, en ese periodo de tiempo, la riqueza de los tres sujetos ha crecido mucho más rápido que sus contribuciones fiscales, aunque dentro de la legalidad.

Según los datos recabados por ProPublica, Jeff Bezos no pagó ni un centavo en impuestos federales sobre la renta en el año 2007, al igual que en 2011. Mientras que en 2018, Elon Musk tampoco ingresó el dinero.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

Por su parte, el Servicio de ingresos Internos (IRS), la Agencia Tributaria del Gobierno de Estados unidos, ha abierto una investigación para tratar de esclarecer esta filtración de la declaración de la renta de tres de las mayores fortunas del mundo. 

El escándalo ha coincidido con la propuesta de algunos demócratas de instaurar un impuesto sobre la riqueza. El objetivo es que este impuesto vaya más allá de los ingresos anuales declarados. 

Por: Lola Lorca / Forbes Colombia