EFE.- Las autoridades sanitarias de Panamá, país que acumula 389,173 casos y 6,452 muertes por COVID-19, anunciaron este martes nuevas restricciones a la movilidad en varias zonas del interior que presentan un alza sostenida de contagios.

“Según los reportes epidemiológicos de las últimas semanas (..) se ha notado un incremento en el número de casos y la positividad en algunas regiones del país. Mientras que en otras ha disminuido y otras se mantienen igual”, dijo el ministro de Salud, Luis Francisco Sucre.

En la provincia de Panamá Oeste comenzará a regir el próximo lunes un toque de queda de 10 de la noche a 4 de la mañana, una medida que ya está en vigor en la contigua provincia de Panamá, que incluye a la capital.

Leer: Panamá recibe un lote de 42,120 dosis de Pfizer contra COVID-19

Estas dos regiones aglutinan a casi la mitad de los 4.28 millones de habitantes de Panamá y han sido el epicentro de las dos oleadas pandémicas sufridas por el país, la primera a mediados de 2020 y la segunda a finales de ese mismo año.

Algunos distritos de las provincias de Veraguas, Coclé, Herrera, Los Santos, Chiriquí (frontera con Costa Rica) y Colón (Caribe), así como las regiones de Panamá Este y Norte, que rodean la capital, entrarán la próxima semana con el toque de queda a partir de las 10 y sin movilidad ni jornada laboral los domingos.

Panamá registra un aumento de casos y positividad diaria en las últimas semanas, por lo que las autoridades han alertado de una inminente tercera ola pandémica que buscan frenar con las restricciones.

En cuanto a la vacunación, que comenzó el pasado 20 de enero, hasta este martes se han aplicado un total de 1,327,999 dosis de vacuna, la gran mayoría de Pfizer, el principal proveedor del país, y el resto de AstraZeneca.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

Este martes arribó al país el decimonoveno lote, de 42,120 dosis, de la vacuna de Pfizer, que ha entregado ya 1,250,570 porciones. AstraZeneca por su parte ha despachado 518,400 dosis.

Panamá registró este martes 848 nuevos casos y una nueva muerte por COVID-19, que elevaron a 389,173 los contagios confirmados y a 6,452 los decesos en 15 meses de pandemia.

Hay 75 pacientes en unidades de cuidados intensivos (UCI) y 446 en sala general, mientras que 8,723 están aislados en sus casas y 407 en hoteles.