EFE.- Panamá ha registrado en los últimos meses una disminución “dramática” de las muertes por COVID-19, especialmente entre las personas de entre 60 y 80 años, un comportamiento atribuido a la vacunación, dijo este jueves una alta funcionaria de Salud.

“Hemos visto que la mortalidad ha descendido dramáticamente y que hemos tenido días en que no hemos reportado muertes”, dijo la directora general de Salud Pública del Ministerio de Salud (Minsa) de Panamá, Nadja Porcell.

De acuerdo con los datos oficiales, en los últimos meses no se registran más de 10 fallecimientos diarios, reportando algunos días sin ninguno, lo que contrasta con las cifras de 50 o más decesos al día ocurridos durante la segunda ola pandémica que sufrió el país entre finales de 2020 e inicios de este año.

Porcell indicó que los adultos de entre 60 y 80 años son los que registran una mayor disminución, tras ser el grupo con más muertes a inicios de la pandemia, que se extiende ya por más de 15 meses en el país centroamericano.

Ahora “las personas de 70, 80 y 60 años están muriendo menos”, un comportamiento que Porcell adjudicó a la aplicación de las vacunas anticovid a este grupo etario, considerado prioritario en el plan nacional de vacunación que comenzó el pasado 20 de enero.

Sigue la información de la pandemia de coronavirus y su impacto en la economía

Panamá, que registraba hasta el miércoles 390,221 contagios confirmados y 6,457 muertes por COVID-19, ha aplicado 1,343,784 dosis de vacuna – de las más de 1.76 millones recibidas hasta ahora – la gran mayoría de Pfizer, el principal proveedor de este país de 4.28 millones de habitantes, y el resto de AstraZeneca.

La vacuna de Pfizer se administra a personal prioritario de salud y otros servicios, a mayores de 60 años, a discapacitados, pacientes crónicos y embarazadas, entre otros, mientras que la AstraZeneca solo pueden usarla mayores de 30 años.

Al estar vacunado se tiene la posibilidad de desarrollar formas más leves de la enfermedad, con una evolución positiva, sostuvo la funcionaria de Salud.

El último informe de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), con datos hasta el 12 de junio, destacó el “descenso progresivo en las muertes por semana” en Panamá.

“Mientras los casos presentan una franca tendencia al aumento en las últimas tres semanas, por el contrario, las muertes tienen un marcado descenso”, que “es más evidente en los mayores de 60 años, seguido del grupo de edad económicamente activo de 20 a 59 años”, indicó el ente continental.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

Desde hace “unos 8 o 10 meses”, el país se ha situado “con una letalidad por debajo de 2% y somos unos de los países de Latinoamérica con la letalidad más baja”, destacó la directora Porcell.

Panamá vive en las últimas semanas un paulatino pero incesante aumento de los casos diarios de COVID-19 tras haber alcanzado en mayo pasado cierto control de la pandemia, traducido en una positividad que llegó a ser del 5% o menos.

El miércoles se registraron más de mil nuevos casos de COVID-19, una cifra que no se daba hacía meses, en medio de las alertas sobre la llegada de una tercera ola pandémica que las autoridades intentan frenar con renovadas restricciones a la movilidad.