Microsoft, una de las compañías con mayor capitalización bursátil, se ha visto sumamente presionada en la bolsa. Sus acciones están un 7% por debajo de lo reflejado abril, a pesar de que EFT tecnológico, XLK, se recuperó para cerrar sin cambios en ese periodo.

Para cambiar la situación, la empresa ha fijado dos fechas clave en el calendario, con el objetivo de situarla por arriba de los 2 billones de dólares en capitalización. Con esto pretende colocarse a la cabeza de Apple y Amazon, sus principales rivales en Nasdaq, informó Entrepreneur.

Danielle Shay, directora de opciones de Simpler Trading, expresó ante la CNBC su confianza frente a Microsoft:

“Amo a Microsoft, es una de mis apuestas favoritas de crecimiento a largo plazo; es muy consistente porque tienen tantas divisiones de productos diferentes que continuará creciendo en el futuro”.

En el primer trimestre de 2021, la compañía liderada por Satya Nadella registró un crecimiento clave, lo que le permitió elevar sus ingresos desde 2018.

Shay explicó que “creo que la posibilidad de comprar las acciones de Microsoft ante las últimas caídas es una muy buena oportunidad, ya que rebotó en su media móvil de 100 sesiones y puede superar los 270 dólares a corto plazo”.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Asimismo, Craig Johnson, responsable de análisis técnico de renta variable en Piper Sandler, también se mostró entusiasta frente al panorama, ya que “Microsoft muestra un gráfico alcista”. De hecho, en los últimos meses, la firma expuso marcas positivas sin complicación alguna.

Pese a su ligero declive, es una de las empresas que mostró un mejor comportamiento en 2020. Sus acciones se incrementaron un 42%, superando la rentabilidad del 16% del S&P 500, el índice de referencia de Wall Street.

“Simplemente, los títulos de la compañía corrigieron hacia la parte inferior de su rango de cotización, pero marcando la misma tendencia alcista, lo cual favorece una compra a corto, medio e incluso largo plazo”, apunta Johnson.

“Si miras a Satya Nadella y su historial, ha sido absolutamente asombroso, puesto que los títulos de Microsoft se han revalorizado más de un 565% en los últimos 7 años: ha superado a Apple y tiene un mejor histórico que Steve Ballmer, ex CEO de la empresa”, agrega el analista.

Windows 11 y Xbox, los motores de Microsoft

Expertos aseguran que la tecnológica podría acercarse a su objetivo gracias a las ventas proyectadas de Xbox y el nuevo Windows 11. El próximo 24 de junio, la firma presentará un sistema operativo innovador, lo cual cambiaría el curso de las cosas.

Satya Nadella, consejero delegado de la empresa, comunicó que esta actualización sería una de las más significativas de Windows en la última década.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

Sun Valley es otro as bajo la manga de la compañía, una interfaz gráfica que han trabajado desde hace tiempo para redefinir el “rejuvenecimiento visual”.

“El lanzamiento de Windows 11 puede suponer un espaldarazo para los intereses bursátiles de Microsoft en los próximos meses”, comentan analistas de Atlantic Capital.

Por su parte, la consola Xbox Series X se lanzó al mercado con fuerza, ya que cuenta con características únicas como sus 12 teraflops de potencia en procesamiento de tarjetas gráficas.

“Con todo, se espera que la nueva tecnología de AMD mejore el rendimiento de la Xbox… Microsoft ha confirmado que la tecnología FidelityFX Super Resolution (FSR) llegará a las últimas consolas Xbox Series X y Series S, lo que permitirá que Xbox ejecute juegos a velocidades y resoluciones más altas”, destacan especialistas de Jefferies.

“Esto al final supone un catalizador para que Microsoft consiga vender más consolas y que eso repercuta en su cotización en bolsa”, concluyen.