EFE.- Las fuertes lluvias con actividad eléctrica caídas este lunes en Panamá obligaron al cierre temporal de dos centros de vacunación contra el COVID-19 situados en provincias contiguas a la capital, y causaron inundaciones y afectación de infraestructura en varios puntos del país, sin registro de víctimas.

Las lluvias comenzaron esta madrugada y estas condiciones inestables del tiempo, que se mantendrán hasta el próximo jueves según los pronósticos oficiales, son típicas de la temporada lluviosa en la nación centroamericana, dijo el Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc).

El Ministerio de Salud (Minsa) informó que “debido a las fuertes lluvias y al mal tiempo” permanecerán cerrados hasta el próximo miércoles los puestos de vacunación del Aeropuerto Enrique Jiménez en la provincia de Colón (Caribe), y el “auto rápido” ubicado en los terrenos de la Feria de La Chorrera, provincia de Panamá Oeste.

En estos dos centros se aplican dosis del preparado de AstraZeneca, reservadas en Panamá solo para personas mayores de 30 años que se inscriban voluntariamente en un registro.

Le puede interesar: Cerro Patacón, vertedero de Panamá, es un “desastre ambiental”

La reapertura de ambos puntos de vacunación “se tiene previsto para el próximo miércoles 23 de junio, por lo que las citas agendadas para este lunes y martes se estarán reprogramando”, informó el Minsa.

Actualmente están disponibles en todo Panamá 50 centros de vacunación “principalmente para la aplicación de la vacuna de AstraZeneca”, informó el sábado pasado el Minsa.

En Panamá, un país de 4.28 millones de habitantes, se han administrado más 1.4 millones de dosis de vacunas -de las más de 1,76 que ha recibido desde el pasado 20 de enero-, la gran mayoría de Pfizer, el principal proveedor del país, y el resto de AstraZeneca.

El Sinaproc reportó este lunes que las lluvias de las últimas horas han causado inundaciones de vías y viviendas, deslizamientos de tierra en barriadas y carreteras, algunos desprendimiento de techos y desplome de estructuras en varias zonas del país, incluida la capital, sin registro de heridos o víctimas.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

Los medios locales mostraban viviendas anegadas en barriadas de la Ciudad de Panamá y de Colón, así como calles y autopistas parcialmente inundadas en esas y otras áreas del país, una situación que se repite cada vez que llueve en Panamá.

La semana pasada, las precipitaciones asociadas al paso de la onda tropical número 5 dejaron un fallecido, afectaron a más de medio millar de casas y provocaron inundaciones y deslaves en buena parte del territorio, y el Gobierno declaró el estado de emergencia en las provincias de Panamá, donde está la capital, y la contigua Panamá Oeste.