En una declaración conjunta, 59 naciones, incluyendo a Estados Unidos, instan al gobierno de Nicaragua a cesar las violaciones contra los derechos humanos y a poner fin a las detenciones arbitrarias.

La declaración suscrita por el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas expresa la preocupación  de “que las leyes promulgadas recientemente” por el gobierno de Daniel Ortega “restrinjan indebidamente la participación política”. Al igual que “la libertad de expresión, la reunión pacífica y la asociación”. 

Fechado el 22 de junio, el documento refiere también “la disolución arbitraria de partidos políticos y los procesos penales contra múltiples contendientes presidenciales y disidentes”,  situaciones que califica de “especialmente preocupantes”. Por esa razón, pide “su liberación inmediata”.

La declaración llama a que “cese el hostigamiento contra periodistas y defensores de los derechos humanos”. Este documento no fue firmada ni por México ni por Argentina.

De igual manera, se pide al gobierno de Daniel Ortega que “permita que las organizaciones de la sociedad civil operen en entornos seguros y propicios sin temor a represalias”.

Privación de derechos humanos atenta contra elecciones libres

El documenta señala que las violaciones a los derechos humanos en Nicaragua han ocurrido desde abril de 2018.  La nación centroamericana celebrará elecciones en noviembre.

En ese contexto la comunidad internacional, pide al gobierno de Ortega que “se valga de la asistencia técnica, permita la presencia de observadores electorales internacionales”. Asimismo que “restablezca el diálogo y renueve la confianza en la democracia”.

En febrero, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh) solicitó ya a Nicaragua revisar la reforma al Código Procesal Penal. Esa modificación amplió de 48 horas a tres meses la prisión preventiva para los sospechosos antes de enfrentar juicio.

En ese momento la OACNUDH consideró que la reforma atentaba “contra la presunción de inocencia”. No sólo eso, también lo hacía contyra derecho a conocer sin demora y en detalle la acusación en contra de uno”.

En la declaración se reitera que “es probable” que esas medidas “impidan la celebración de elecciones libres y justas en Nicaragua este noviembre”.