Reuters.- El inversor multimillonario Warren Buffett anunció su renuncia como fideicomisario de la Fundación Bill y Melinda Gates, después de haber donado la mitad de su riqueza a obras benéficas con las que se comprometió hace 15 años al frente de su empresa Berkshire Hathaway Inc.

Warren Buffett, de 90 años, dijo en un comunicado el miércoles que ha sido un “miembro inactivo” durante años en la Fundación Gates, pero que apoyaba plenamente a su presidente ejecutivo, Mark Suzman, y que sus objetivos estaban “100% sincronizados”.

El inversor anunció una nueva donación de 4,100 millones de dólares en acciones de Berkshire a la Fundación Gates y cuatro organizaciones benéficas controladas por familias, como parte de su compromiso sellado en el 2006 de donar alrededor del 99% de su patrimonio neto.

El futuro de la Fundación Gates ha sido incierto luego del anuncio del mes pasado de que los cofundadores Bill Gates y Melinda French Gates se divorciaban tras 27 años de matrimonio.

Le puede interesar: Frases de Warren Buffett que cambiaron la visión de los negocios

Fundada en 2000, la organización sin fines de lucro se enfoca en combatir la pobreza, las enfermedades y la inequidad, y ha desembolsado 54,800 millones de dólares en sus primeras dos décadas. Recibe aproximadamente cuatro quintas partes de las donaciones caritativas anuales de Buffett.

La Fundación Gates no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios. Warren Buffett no mencionó el divorcio de los Gates como una razón para su salida, aunque señaló que ha renunciado a todos los cargos directivos fuera de Berkshire, lo que reduce su carga de trabajo.

Buffett, quien posiblemente sea el inversionista más famoso del mundo, ha convertido desde 1965 a Berkshire en un conglomerado de más de 600,000 millones de dólares, al mando de negocios como la red de ferrocarriles BNSF y la aseguradora de automóviles Geico, a lo que se suman inversiones en grandes compañías como Apple Inc..

“Durante muchas décadas, he acumulado una suma casi incomprensible simplemente por hacer lo que amo”, dijo Buffett. “La sociedad tiene un uso para mi dinero, yo no”, declaró.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Las donaciones del miércoles también van a la Fundación Susan Thompson Buffett, llamada así por la difunta primera esposa de Buffett, y organizaciones benéficas dirigidas por los hijos de Buffett -Howard, Susan y Peter-: la Fundación Howard G. Buffett, la Fundación Sherwood y la Fundación Novo.

Warren Buffett ha asegurado a sus hijos que seguirán recibiendo aportes. “Una persona muy rica debería dejar a sus hijos lo suficiente como para hacer cualquier cosa, pero no lo suficiente como para no hacer nada”, dijo a la revista Fortune en 2006.

Si Buffett no hubiera hecho sus donaciones, su fortuna sería aproximadamente igual a la del fundador de Amazon.com Inc Jeff Bezos, la persona más rica del mundo, según la revista Forbes. 

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter