Reuters.- S&P Global elevó el lunes sus previsiones de crecimiento para México y Brasil, las dos principales economías de América Latina, pero recortó su pronóstico para el conjunto de los mercados emergentes por las bajas de economías asiáticas, como India, Filipinas y Malasia.

Las estimaciones, que sirven de base las muy seguidas calificaciones soberanas de S&P, elevaron el crecimiento esperado de Brasil al 4.7% desde el 3.4% y el de México al 5.8% desde el 4.9%, además la agencia mejoró a Sudáfrica, Polonia y Rusia al 4.2%, 4.5% y 3.7%, respectivamente, desde el 3.6%, 3.4% y 3.3%.

Sin embargo, bajó la proyección de crecimiento de la India al 9.5% desde el 11%, debido al brote de COVID-19, la de Filipinas al 6% desde el 7.9% y la de Malasia al 4.1% desde el 6.2%. Por el contrario, las previsiones de China subieron al 8.3% desde el 8%.

Sigue la información de la pandemia de coronavirus y su impacto en la economía

“El principal riesgo al que se enfrentan las economías de mercado emergentes (EM) es un despliegue más lento de lo esperado de las vacunas”, señalaron los economistas de S&P en un nuevo informe, quienes añadieron que la pandemia sólo remitirá cuando las vacunaciones “alcancen un nivel consistente con la inmunidad de rebaño”.

En las economías emergentes de Asia, las vacunas se administran actualmente a un ritmo de 0.2 dosis por cada 100 personas al día. A este ritmo, S&P estimó que se necesitarían otros 23 meses para que el 70% de la población de los países emergentes de Asia esté totalmente vacunada.

El segundo gran riesgo al que se enfrentan las economías emergentes, según S&P, es que el fuerte crecimiento y la inflación de Estados Unidos provoquen un endurecimiento prematuro de su política monetaria, lo que haría subir el dólar y encarecería el servicio de la deuda en dólares.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

“Aunque los responsables de la política de los mercados emergentes no pueden controlar la dinámica de la inflación en Estados Unidos ni la respuesta de la política monetaria, sí pueden aplicar medidas para influir en el crecimiento interno”, dijo S&P.

“En el contexto de la actual pandemia, una medida clave es intensificar la vacunación”, añadió.