EFE.- Cinco empresas tecnológicas estadounidenses del grupo de las “Big Tech” se colocaron muy por delante del mercado en Wall Street, con una capitalización superior al billón de dólares: Apple, Microsoft, Amazon, Alphabet y Facebook, la más reciente en entrar en el selecto club.

Facebook, que este martes bajaba ligeramente en la bolsa, logró el hito después de que la Justicia de EU le diera ayer la razón y desestimara dos querellas por presuntas prácticas contrarias a la libre competencia que habían sido presentadas por el Gobierno y por una coalición de fiscales de varios estados.

Le invitamos a leer: Facebook alcanza valor de un billón de dólares tras ganar demanda antimonopolio

Nunca ha habido tantas megaempresas en el parqué neoyorquino. Además, los expertos señalan el abismo que las separa de las siguientes cotizadas de más valor, entre ellas las chinas Tencent y Alibaba y las estadounidenses Tesla y Berkshire Hathaway, todas ellas de más de 500,000 millones de dólares.

Asimismo, los analistas destacan la rapidez con la que el grupo de las “Big Tech” ha pisado el acelerador en los últimos años y su fuerte revalorización en plena pandemia de COVID-19 cuando se han visto muy beneficiadas por la digitalización del trabajo y el ocio.

La primera firma estadounidense en alcanzar el billón de dólares fue Apple, en agosto de 2018, y desde entonces ha duplicado su capitalización hasta los 2.25 billones actuales; mientras que la segunda, Amazon, que lo hizo el mes siguiente, hoy vale 1.74 billones.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

La tercera en unirse al club, en abril de 2019, fue Microsoft, que ha adelantado a Amazon con una capitalización actual de 2.02 billones de dólares; y Alphabet, la matriz de Google, les siguió los pasos en enero de 2020 y ahora tiene 1.67 billones de valor de mercado.

Facebook, que ayer se disparó más del 4% en una buena reacción a su victoria judicial y se convertía en la quinta megaempresa estadounidense, descendía este martes a media sesión un 1.01%, pero aún así se mantiene dentro del umbral del billón de dólares.