El proceso de vacunación da esperanza a la reactivación del sector inmobiliario, y no sólo el de oficinas, pues la estimación es que el sector industrial en Centroamérica puede despegar con mayor fuerza, incluso en la ya consolidada Costa Rica, a medida que la vacuna garantice un mayor control sanitario y los incentivos a la inversión crezcan.

Costa Rica es uno de los países donde el auge de desarrollos logísticos se ha expandido de manera destacada, gracias a su programa de Zonas Francas, que da incentivos y beneficios a las empresas con nuevas inversiones. 

A mediados del año pasado, por ejemplo, Portafolio Inmobiliario inició la construcción de Green Valley Free Trade Zone, en Grecia, provincia de Alajuela. Este proyecto contempla más de un millón de metros cuadrados a desarrollar en varias etapas. Incluye un corredor tecnológico, un parque científico con universidades, centros de formación técnica, clúster de laboratorios y servicios de soporte para esas actividades. 

El director de investigación de mercado para Centroamérica de Newmark, Danny Quirós, explica que, si bien en Costa Rica hay un mercado logístico destacado, en el sector inmobiliario predomina la manufactura de alta tecnología, y destacan empresas de desarrollo médico.

También puede leer A pesar de la crisis hay oportunidades en el sector inmobiliario

Sector industrial a la medida

El mercado de naves industriales se ha hecho a la medida, por la demanda de empresas dedicadas a la manufactura avanzada. Una compañía dedicada a la fabricación de dispositivos médicos, por ejemplo, requiere un sistema hidráulico especial.

 Además, el diseño y construcción de las bodegas evoluciona tecnológicamente para cumplir con estándares de sostenibilidad.

La firma de consultoría Deloitte señala que la implementación de soluciones de automatización y robotización es una tendencia que se expande.

Newmark coincide y observa que el alquiler de naves industriales en Costa Rica destaca justo por su innovación.

El Informe Trimestral de Fondos de Inversión, que abarca del 1 de octubre al 31 de diciembre de 2020, publicado por BCR Fondos de Inversión, menciona que el panorama general del mercado industrial muestra un incremento en el inventario equivalente a 2.77% con respecto al año anterior. 

Lo invitamos a leer Venta y arrendamiento, un aliado inmobiliario en momentos clave

Mientras que la tasa de disponibilidad general es de 9.17%, lo que indica que el mercado inmobiliario industrial es sano. Sin embargo, es posible que algunos formatos se encuentren con sobreoferta, un indicador que no hay que dejar de observar en estos meses.

A futuro, se espera sumar más de 500,000 m2 al inventario. No obstante, esta incorporación de nuevos inmuebles industriales “depende de la aprobación de los permisos y trámites correspondientes”, apunta BCR Fondos de Inversión.