EFE.- El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) anunció este martes la aprobación de un crédito de 45 millones de dólares para que Honduras apoye a personas pobres y afectadas por la pandemia de COVID-19 y los daños que causaron los huracanes Eta e Iota.

El crédito permitirá apoyar la implementación del programa presidencial Bono Vida Mejor que se focaliza en los hogares en condiciones de extrema pobreza de Honduras, garantizando la financiación del 25% de los hogares rurales programados, indicó la institución en un comunicado divulgado en Tegucigalpa.

El proyecto además contribuirá a fortalecer la plataforma de pago G2P (government to people) del Gobierno de Honduras implementada por el Banco Hondureño para la Producción y la Vivienda, para ampliar su cobertura y facilitar el pago del Bono Vida Mejor en áreas rurales, añadió.

Honduras mantiene un “alto nivel de pobreza extrema y una de las tasas de informalidad más altas de la región, con solo un 17% de la población contribuyendo a la seguridad social, escenario que ha empeorado a raíz de la pandemia”, señaló el BID.

Le puede interesar: La industria textil en Honduras se coloca en una posición privilegiada

El proyecto también apoyará la expansión del programa Cuídate, que promueve la salud sexual y reproductiva, e implementará acciones de promoción de las relaciones equitativas de género en el hogar, así como la prevención de la violencia contra la mujer e intrafamiliar.

Además, expandirá la cobertura del programa Emprendiendo una Vida Mejor, que acompaña la transferencia monetaria con entrenamiento en emprendimiento y educación financiera, con el fin de aumentar el consumo y ahorro de los hogares rurales más pobres, explicó el BID.

Estas intervenciones pretenden beneficiar de forma directa a 72,000 hogares en extrema pobreza que recibirán el Bono Vida Mejor, 2,000 parejas con el programa Cuídate y mil hogares con el programa Emprendiendo una Vida Mejor en los municipios más pobres del país centroamericano, agregó.

El proyecto responde a los pilares de economía digital y de género y diversidad de la Visión 2025 del Grupo BID, la hoja de ruta para la recuperación económica de Latinoamérica y el Caribe, al ofrecer soluciones tecnológicas que permitan entregar servicios sociales más inclusivos y programas con especial atención a las niñas y mujeres afectadas por la pandemia, según la información.

El préstamo tiene un período de desembolso de dos años y una tasa de interés basada en LIBOR. 

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter