EFE.- El turismo global, que se dejó 2.4 billones de dólares en 2020 por la pandemia, perderá este año entre 1.7 y 2.4 billones, es decir entre un 1.9 y un 2.7% del PIB mundial, según un informe de la ONU presentado este miércoles, que prevé que Latinoamérica, una de las regiones más afectadas por el COVID-19, mantenga este año las pérdidas de 2020.

Según el informe, el turismo en los países latinoamericanos continuará sus pérdidas el presente ejercicio, y prevé que sólo las naciones con elevados niveles de vacunación puedan atraer viajeros y alcancen una moderada recuperación.

El informe de la Agencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD), en colaboración con la Organización Mundial del Turismo (OMT), indica que la disminución del turismo en Latinoamérica pueda suponer caídas de hasta el 9% del producto interior bruto (PIB) de Ecuador, del 2.4 % en Argentina o del 2.3 % en Colombia.

Algo menos, por el menor peso del turismo en la economía nacional, podría ser el descenso del PIB para México (entre el 1.3 y el 1.6%) o en Brasil (0.6%), mientras que Centroamérica podría retroceder un 11.9% de su PIB en el escenario más pesimista y el Caribe un 2.5%.

En general, los países de Latinoamérica podrían perder en su sector turístico más que la media global que la UNCTAD calcula para 2021, de entre el 1.9 y el 2.7% (entre 1.7 y 2.4 billones de dólares, cifra esta última idéntica a la que el turismo mundial perdió en 2020).

LLEGADAS PUEDEN VOLVER A CAER UN 74%

El informe contempla tres posibles escenarios: uno en el que las llegadas de turistas desciendan en 2021 el mismo porcentaje que en 2020 (un 74% menos que antes de la pandemia), otro más “optimista” en el que la reducción sea del 63% y, finalmente, uno a dos velocidades, debido al avance desigual de la vacunación entre países desarrollados y en desarrollo.

Este tercer escenario, que prevé que el turismo se recupere parcialmente en regiones como Europa o Norteamérica, pero todavía no en zonas en desarrollo, calcula que las llegadas caigan sólo un 37% en lugares con alto porcentaje de población vacunada, pero se siga desplomando un 75% en aquellos con niveles de inmunización más bajos.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

El estudio predice que este impacto supondrá un aumento promedio del 5.5% en el desempleo de mano de obra no cualificada a nivel global, un porcentaje que podría incrementarse hasta el 15% en países muy dependientes del turismo.

Es el caso de Ecuador, donde el peor escenario podría suponer una bajada del 14.8% de los puestos de trabajo no cualificados, porcentaje que podría ser del 3.5% para Colombia, del 3.4% para Argentina, del 2.2% para México o del 0.3% para Brasil.

En Centroamérica el porcentaje de puestos de trabajo no cualificados que podrían perderse este año podría alcanzar el 15.6%, mientras que en el Caribe sería algo más moderado, del 2.3%, siempre según el estudio de UNCTAD.

VACUNAR MÁS, CLAVE PARA ATRAER MÁS TURISMO

Las agencias de la ONU insisten en las campañas de vacunación como principal factor para que la recuperación llegue antes o después al turismo de un país, en un momento en el que mientras algunas naciones han conseguido ya inmunizar a cerca de dos tercios de su población (lo que da más confianza a los turistas que quieren visitarlos) otras ni siquiera llegan al 1%.

“El turismo es un salvavidas para millones de personas, y avanzar en la vacunación para proteger a las comunidades y reanudar con seguridad el turismo es fundamental para la recuperación de puestos de trabajo, especialmente en los países en desarrollo”, advirtió el secretario general de la OMT, Zurab Pololikashvili.

Incluso barajando diferentes escenarios, UNCTAD y OMT no esperan que el sector turístico mundial regrese a los niveles de afluencia previos a la pandemia antes de 2023 o incluso de 2024.

“Los principales obstáculos son las restricciones a los viajes, la lentitud en la contención del virus, la poca confianza de las personas para viajar y un entorno económico deficiente”, analiza la UNCTAD.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter