Reuters.- La mayoría de los países que negocian una revisión mundial de los impuestos a las multinacionales respaldó los planes de nuevas normas sobre dónde tributan las empresas y un tasa tributaria global de al menos un 15%, según un anuncio del jueves tras dos días de conversaciones.

“Un plan de aplicación detallado, junto con las cuestiones pendientes, estará finalizado para octubre de 2021”, dijo el comunicado firmado por 130 de los 139 países y jurisdicciones que participan en las negociaciones.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que tiene su sede en París y acoge las conversaciones, dijo que un impuesto mínimo global a la renta de las empresas de al menos el 15% podría generar unos 150,000 millones de dólares anuales más de ingresos fiscales en el mundo.

La OCDE añadió que las nuevas normas sobre el lugar de tributación de las mayores multinacionales harían que derechos de tributación de más de 100,000 millones de dólares de ganancias se trasladen a los países donde se generan.

El acuerdo se enviará a los ministros de finanzas del G20 para que lo aprueben en una reunión en Venecia la próxima semana. 

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter