EFE.- El presidente chileno, Sebastián Piñera, anunció este jueves la creación de una “alianza regional para digitalizar a las mujeres de América Latina y el Caribe”, dentro de su estrategia para favorecer la igualdad de género.

Esa alianza llevará a cabo acciones en común para “promover la accesibilidad digital de hogares que no están conectados y que están liderados por mujeres”, explicó Piñera en una intervención por vídeoconferencia en el Foro Generación Igualdad de la ONU que se celebra en París.

También se pondrá en marcha “una plataforma virtual colaborativa” que tendrá entre sus objetivos digitalizar y desarrollar las habilidades de las mujeres para utilizar los medios tecnológicos, en particular internet, y para lanzar proyectos de emprendimiento.

“El escenario pospandemia -subrayó- nos exige crear sociedades más justas, más sustentables, más inclusivas y la única forma en que mañana podamos contar con estas sociedades a las que aspiramos es asegurándonos de que las mujeres y las niñas tengan un rol protagónico en la construcción de esa sociedad”, afirmó Piñera.

Le puede interesar: EU: Empresas en tecnología buscan emplear y capacitar a mujeres latinas

El jefe del Estado chileno, que participaba en una mesa redonda sobre las tecnologías y la innovación al servicio de la igualdad, anunció también otros compromisos de su Gobierno en un plano más interior.

Dijo que su país va a lanzar “una política de igualdad de género en la ciencia, la tecnología y la innovación”, basado en cuatro grandes ejes y con más de una treintena de medidas concretas, como la promoción de la ciencia entre las chicas y la enseñanza de las materias científicas “sin sesgos de género”.

Señaló que se constituirá “un observatorio nacional para promover y monitorear el uso de datos desagregados por sexo para estar informados de las políticas públicas en materia de ciencia y tecnología” y que se van a establecer “cuotas de género” en los puestos de trabajo que se generen con el despliegue de la 5G.

El Foro Generación Igualdad, que comenzó el miércoles y termina mañana viernes, es una cumbre internacional copresidida por Francia y México que pretende, a imagen de la que se celebró en Pekín en 1995, dar un nuevo impulso internacional a la igualdad entre hombres y mujeres.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

El objetivo, además de dar nuevos pasos en el reconocimiento de los derechos de las mujeres, que se están viendo atacados por movimientos de involución de algunos líderes políticos, es la presentación por parte de cada gobierno y de cada institución que interviene de sus compromisos para los próximos años.

En otro de los paneles de hoy, dedicado a la violencia contra las mujeres, la vicepresidenta de Uruguay, Beatriz Argimón, avanzó que su país va a “elaborar, implementar, monitorear y evaluar el plan nacional sobre la violencia basada en género contra las mujeres” para el periodo 2021-2024.

Argimón también asumió el “compromiso 190” de la Organización Internacional del Trabajo para “prevenir y eliminar la violencia contra las mujeres” en el espacio laboral.

Según una representante de la Organización Mundial de la Salud, casi un tercio de las mujeres han sido víctimas de violencia sexual por parte de sus parejas, una tendencia que se ha agravado con la crisis del COVID-19.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook