Por Taisha Landero
La industria textil sigue su ascenso en Centroamérica, impulsado por la inversión extranjera que, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), crecerá entre un 10% y 15% en 2021. Empresas mexicanas como MENS Fashion, tomaron esa oportunidad para entrar al mercado de Guatemala y El Salvador con la meta de ofrecer estilo, frescura y vanguardia en cada una de sus prendas.

Jeanette Haber, gerente de e-commerce y marketing de la compañía, explica que la tienda se adentró al mundo de la moda hace 38 años para ofrecer a sus clientes prendas directas de fabricante. Enfocados en la sastrería, con el paso de las generaciones adquirieron una expansión importante, hecho que hoy se resume en 150 tiendas alrededor de México, y una más en Guatemala y otra en El Salvador.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Tras esto, buscaron innovar en temas de fits (cortes) mucho antes que cualquier otra marca, dotando así de mayor modernidad a sus colecciones. De ese modo, construyeron un producto dinámico que se adapta a todo tipo de gusto, edad y estilo de vida, explica Haber.

PANDEMIA: UN MOMENTO PARA REINVENTARSE

Mientras el cambio se instauraba, la pandemia trazó un camino diferente para la compañía. La consultora financiera McKinsey, informó que a nivel global las ventas del sector cayeron un 30% durante el primer año de la crisis sanitaria. Bajo ese panorama, MENS Fashion y en general, los comercios focalizados en la vestimenta formal, tuvieron que redirigir su estrategia.

La empresa reinventó su colección para concentrarse en diferentes nichos, y, aunque los ingresos disminuyeron por el inminente cierre de tiendas físicas, la marca se consolidó. “Empezó a abrirse el mercado y nos dimos cuenta que éramos mucho más fuertes. Actualmente recuperamos el ritmo y nos encontramos en la fase positiva de la curva”, añade Isaac Haber, gerente de operaciones.

Para que eso fuera posible, internamente el negocio tuvo que acelerar su transición digital, apropiándose de herramientas como el e-commerce y canales alternos de venta asistida. En ese sentido, la organización tuvo que explotar los talentos de sus empleados en distintas áreas.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

Pese a que América Latina fue la más afectada por la crisis del Covid-19, dejando a cerca de 41 millones sin empleo, el grupo se mantuvo a flote. “Algunas personas cambiaron su rol para hacer cosas diferentes o entrar en estos equipos multidisciplinarios en proyectos específicos”, reconoce la directiva.

Un ejemplo puntual fueron las personas de tiendas físicas. “Éstas tuvieron que surtir los pedidos que entraban por e-commerce u otros canales, asistir una venta digital por WhatsApp para mostrarles el producto, visitar sus casas, oficinas o hacer ventas a puertas cerradas”, explicó la vocera.

Con esta reestructuración, la compañía logró mantener completo a su equipo. Ahora con la reapertura de comercios y la vacunación en aumento, el siguiente paso se orientará en concretar sus metas futuras.

NUEVA IMAGEN, MISMA ESENCIA

La evolución impulsó una transformación en la marca que va de la mano con otro tipo de consumidor, quien ahora conecta con valores totalmente distintos. “La nueva imagen es lo que culmina el proceso vivido de los últimos años, y se impone como un parteaguas en la historia de MENS FASHION”, reafirma la gerente.

Frescura, dinamismo y masculinidad, son los principales rasgos que se adhieren a la identidad de la empresa. El objetivo es claro: sacar la mejor versión de sus consumidores y auxiliarlos en ese proceso. Esta propuesta también arribó al país de la eterna primavera, pues desde hace tiempo Guatemala solicitó que la compañía se asentará en su territorio.

“Éste es un mercado pequeño, pero fuerte. La gente se siente muy identificada con nuestra marca y lo que resulta interesante, es que Centroamérica se ha adaptado a los cambios vividos por la empresa, lo que nos convence al 100% de que la región siga siendo parte de nuestro plan de expansión”, señala Isaac.

El grupo está próximo a cerrar un trato para abrir un nuevo local en territorio guatemalteco, y esperan hacer lo mismo con El Salvador en el mediano plazo. Asimismo, darán mantenimiento y renovarán la imagen de todos los establecimientos que conforman al negocio, mientras promueven los canales de distribución digital para que países de todo el mundo conozcan su oferta.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

Adicionalmente, la compañía lanzó el proyecto MENS Fashion Lab, una alternativa novedosa que invita a los clientes a personalizar sus prendas desde cero. Auxiliado por un asesor de moda, cada persona podrá elegir tela, costura, tipo de solapa, y demás características para construir un outfit único. Actualmente esta propuesta está disponible en 15 tiendas, y pretenden llevarla a 45 centros departamentales más al finalizar el año.

“La empresa es la combinación perfecta entre el mundo del fast fashion y las marcas internacionales, localizada a un público que conocemos y que sabemos exactamente lo que quiere”, constata Jeanette. El grupo tiene planes de expandirse a otros territorios de la región sin perder la esencia que definió su camino a lo largo de cuatro décadas.