Por Urías Gamarro / Prensa Libre

En junio, el indicador mostró una nueva cifra histórica con US$1 mil 362.5 millones -unos Q10 mil 491 millones- el dato más alto observado en la balanza cambiaria del Banco de Guatemala (Banguat) en un mes.

Este comportamiento confirma que las remesas constituyen un pilar que dinamizan la economía ahora en un proceso de recuperación, dinero que se destina para el consumo en los hogares, y que en 2020 representó 14.6% del PIB.

Plena recuperación

Desde marzo de este año, el ingreso mensual superó los US$1 mil 200 millones, pero en junio se sitúo en US$1 mil 362.5 millones.

Las cifras, indican que en enero el indicador fue de US$906.8 millones; febrero US$942.9 millones, pero en marzo sube a US$1 mil 285.6 millones; abril, US$1 mil 231.7 millones y mayo US$1 mil 236.7 millones.

El promedio mensual en estos seis meses es de US$1 mil 161 millones.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

El aumento de las divisas coincide con el proceso de vacunación en los Estados Unidos, la recuperación del mercado laboral, así como el plan de estímulos que está otorgando el Gobierno de ese país a sus ciudadanos, que según los analistas es la causa que estaría explicando este comportamiento.

A dos dígitos

Las estadísticas de la banca central señalan que en el primer semestre del año el país recibió US$6 mil 966.1 millones -Q53 mil 638 millones- que representa un crecimiento de 42.7%, es decir, US$2 mil 85.2 millones en comparación con el mismo periodo que el año pasado, justamente cuando se presentaron los efectos de la pandemia y hubo tasas de crecimiento negativo.

En esa ocasión el ingreso fue de US$4 mil 880.2 millones, y significó -0.9% con relación al 2019.

No obstante, a partir de julio del 2020 se empezó a notar la recuperación de las divisas superando los US$1 mil 78.7 millones que lo llevaron a ese ritmo, superior a los US$1 mil millones durante cinco meses del segundo semestre de ese año y que lo apuntalaría a alcanzar US$11 mil 340 millones al final del ejercicio con 7.9% de crecimiento.

Cerca de 6.2 millones de personas se benefician con las remesas, y los departamentos donde se concentra los despachos son en Guatemala, San Marcos, Huehuetenango, Quetzaltenango, Petén, Alta Verapaz y Quiché.

El pronóstico para 2021 es que las remesas se sitúen en la balanza cambiaria en US$12 mil 948.8 millones con un crecimiento del 14%, y para 2020 en US$14 mil 283 millones con un crecimiento de 8.5 a 11.5%.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

El cálculo de divisas por exportaciones para este ejercicio es de US$12 mil 664 millones y para 2022 en US$13 mil 487 millones.

Un reporte del Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos (Cemla), detalló que los países de Latinoamérica y El Caribe recibieron US$101 mil millones en remesas en 2020, que significó una tasa de crecimiento de 8.3% y posicionó a Guatemala que alcanzó una tasa de crecimiento de 7.9%.

Superando los efectos

Maynor Cabrera, analista de la Fundación Economía para el Desarrollo, explicó que desde julio del 2020 viene una tendencia de recuperación muy fuerte de las remesas que no han dejado de crecer en 2021, y en los factores en que se sustenta es la actividad económica en Estados Unidos, que ha implicado una reducción en las tasas de desempleo.

Aclaró que los dos efectos importantes son la recuperación de la economía en EE. UU., así como el mercado laboral, que está teniendo mejores oportunidades para la población hispana.

Aunque la recuperación productiva está demandando a trabajadores también hay estados donde existe escasez de mano de obra, que es aprovechada por los guatemaltecos.

“Un trabajador migrante se puede arriesgar más y puede emplearse en varios trabajos donde no hay disponibilidad por temor a contagios”, subrayó.

El analista precisó que para ese segundo semestre del año todo aparenta que la tasa de crecimiento se verá reflejada con crecimiento de dos dígitos, pero aún no hay claridad de qué tan fuerte será el proceso de recuperación económica en Estados Unidos, aunque se considera que ya se superaron, en el campo económico, los efectos de la pandemia.

Por otro lado, no se observarán tasas de desempleo vistas antes de la enfermedad, pero la economía de ese país continuará mejorando y eso se reflejará en el crecimiento de las remesas en Guatemala.

*En alianza con Prensa Libre