El enfoque del gobierno de Panamá en el desarollo del turismo con énfasis en la investigación y la conservación,  cambia el panorama de cómo se han hecho tradicionalmente las cosas en este sector y abre una puerta para escalar en este sector de manera “increíble”. 

Así lo piensa Claus Kjaerby, director de Operaciones de Geoversity, fundación sin fines de lucro en Panamá que trabaja en la conciliación entre los intereses de los inversionistas y o de las comunidades más marginadas, incluyendo las comunidades indígenas en el país.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

“Como fundación trabajamos mucho en el tema del cambio climático, y ahora nos encontramos con una autoridad del Estado que quiere desarollar un sector económico como el turismo, pero con un enfoque en investigación y conservación, lo que cambia el panorama”, expresó Kjaerby, durante su participación en el Foro Invest in Tourism, realizado por Forbes LATAM.

Así, con esta nueva visión, ya no sólo se trata de buscar el lucro o responder a los intereses particulares de un segmento del país.

Mencionó que un ejemplo de las iniciativas de desarrollo que realizan es el modelo de compensar por la huella de carbono, lo que consiste en que las poblaciones locales, de costeras, de islas o zonas rurales tengan beneficios en sus proyectos de desarrollo, pero también que proporcionen un beneficio positivo en el tema de cambio climático.

“La estrategia del conservación e investigación de la Autoridad del Turismo aquí en Panamá se integra completamente con este concepto”, consideró Claus Kjaerby.

El director de la fundación Geoversity también planteó que “cuando tratas de conservar un bien público del Estado o de comunidades indígenas y no tienes alternativa para compensar por las restricciones que implica la conservación, relativamente estricta, te vas a quedar corto en los alcances”.

Si los pescadores ya no pueden explotar los recursos como antes, ejemplificó, tenemos que buscar alternativas, y eso requiere recursos.

Una estrategia de turismo como la que actualmente se impulsa en Panamá “es muy buena iniciativa pero hay que darle seguimiento e invertir, desde el punto de vista de la inversión pública y del sector privado”, dijo.

“El turismo tiene un potencial que ahora vamos a ver. Si vamos por el camino verde o de la conservación, vamos a ver un escalamiento increíble”, estimó.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

Finalmente, Claus Kjaerby destacó la necesidad de que los inversionistas se abran a comprender este nuevo modelo que busca integrar a los desarrollos la conservación y las alternativas para las poblaciones más marginadas, en un entorno que también les brinda condiciones propicias de inversión.