EFE.- El Ejecutivo alemán condenó este viernes la “creciente represión” en Nicaragua y exigió al gobierno del presidente Daniel Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, la “inmediata liberación de todos los presos políticos”.

La comisionada del Ejecutivo alemán para los Derechos Humanos y la Ayuda Humanitaria, Bärbel Kofler, advirtió en un comunicado a Managua que por su conducta “Nicaragua se está aislando cada vez más internacionalmente”.

“Condenamos la creciente represión en Nicaragua y especialmente las detenciones arbitrarias. Exigimos la liberación inmediata de todos los presos políticos y la vuelta al Estado de derecho”, afirmó Kofler.

La comisionada recordó al Gobierno nicaragüense sus “obligaciones internacionales” para el respeto en su territorio de los derechos humanos.

Le puede interesar: El Movimiento Campesino de Nicaragua condena el “secuestro” de sus líderes

El comunicado denunció la “ola de detenciones” que se está produciendo en Nicaragua desde el 2 de junio. Un total de 26 personas, entre ellos seis posibles candidatos presidenciales, han sido encarcelados.

También señaló la “represión” gubernamental contra los colectivos opositores, periodistas, líderes estudiantiles y asociaciones del sector privado.

Alemania considera que no hay una separación práctica de poderes en Nicaragua “desde hace años” y que un cambio democrático en las elecciones previstas para este noviembre “no parece posible en estos momentos”.

El posicionamiento alemán se produjo un día después de que el pleno del Parlamento Europeo pidiese sanciones de la Unión Europea contra Ortega y Murillo, además de exigir la liberación de todos los presos políticos.

En una resolución, la Eurocámara expresó su solidaridad con la población de Nicaragua y condenó “firmemente todas las acciones represivas de las autoridades nicaragüenses” contra partidos opositores, periodistas, estudiantes, pueblos indígenas y activistas. 

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter