EFE.- La Unión Europea (UE) continúa el trabajo preparatorio para adoptar posibles nuevas sanciones contra autoridades de Nicaragua ante la “deriva autoritaria” en el país, indicaron este viernes fuentes europeas.

“Estamos muy preocupados por la evolución de Nicaragua, creemos que el Gobierno de (el presidente, Daniel) Ortega y de la vicepresidenta (Rosario Murillo), su esposa, es una deriva autoritaria absolutamente inaceptable, que afecta en primer lugar a la población nicaragüense”, indicó un alto funcionario comunitario.

Recordó que la UE ya cuenta con un marco legal para decidir medidas restrictivas contra Nicaragua y advirtió de que “puede ser que las tomemos en el futuro”.

Ante la deriva tan negativa del régimen, según apuntaron por otra parte fuentes diplomáticas, la UE está trabajando seriamente en posibles sanciones.

En mayo de 2020, la UE ya sancionó a dos asesores de Ortega y cuatro jefes policiales por “graves violaciones de derechos humanos”, al congelarles sus activos en Europa y prohibirles viajar a territorio comunitario.

Leer: Alemania exige la liberación inmediata de los presos políticos en Nicaragua

En un debate en el pleno sobre la situación en Nicaragua el martes, el alto representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, afirmó que “en los próximos días plantearemos al Consejo la posibilidad de tomar medidas restrictivas al estilo de las que se han tomado ya en el pasado”.

En concreto, se inclinó por que esas nuevas sanciones “no afecten a los ciudadanos” y sirvan para hacer “toda la presión política que seamos capaces de hacer, con los medios a nuestro alcance y en colaboración con Estados Unidos, con la Organización de Estados Americanos (OEA) y con todos los países que compartan la misma preocupación”.

Fuentes diplomáticas señalaron la posibilidad de que los ministros de Exteriores de la UE aborden la situación en Nicaragua el próximo lunes, durante un Consejo, y, aunque no se espera para entonces decisiones sobre nuevas sanciones, sí se prevé que continúen los trabajos para prepararlas.

Consideraron que es notorio el deterioro de la situación en el país y aseguraron que la UE está haciendo todos los esfuerzos posibles para mejorarla y exigir que no se siga encarcelando a opositores.

Fuentes comunitarias corroboraron que todavía la decisión sobre nuevas medidas restrictivas no está tomada aunque “hay discusiones sobre ello”.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

La UE ha seguido la crisis política en Nicaragua desde el estallido social contra Ortega en 2018 y ha intentado trabajar con su Gobierno en diferentes ocasiones “para abrir espacios políticos para el diálogo, para las elecciones”, apuntaron.

“Pero ahora lo que tenemos es una respuesta del régimen de Ortega en el sentido de arrestos de líderes políticos, de la cultura, de diarios, contra cualquier señal de oposición política”, comentaron.

Afirmaron que “hemos entrado en un proceso muy grave, muy preocupante dentro de Nicaragua”.

El pasado jueves, el pleno del Parlamento Europeo pidió en una resolución ampliar las sanciones de la UE a Ortega y Murillo y a su círculo de allegados ante las “acciones represivas” de las autoridades.