La Universidad de Harvard aseguró por medio de un estudio, que los hábitos de ahorro por parte de los millonarios le genera deudas al 90% de la población y disminuye la tasa de interés.

Curiosamente, la sociedad se disgusta cuando se entera que celebridades o empresarios consumen su dinero en lujos que los demás no pueden darse. Por ejemplo, cuando David Gaffen declaró que pasaría su cuarentena en un yate, se desató la indignación y el enojo de la gente.

Leer: EU investiga la divulgación de impuestos de multimillonarios

No obstante, a la economía y al resto de la sociedad le beneficia más que los ricos gasten. Pese a que dicho estudio se centró en Estados Unidos, los expertos aseguraron que es posible observar algo similar en el resto de los países.

El informe detalla que si un millonario compra un avión, el dinero invertido se dirige a su vez a los trabajadores que estuvieron involucrados en el diseño o producción del aeroplano. Si éstos no consumen, su capital se va a los bancos, instituciones que lo utilizan para promover préstamos.

De esa forma, el dinero que las personas pagan hace más ricos a los ricos, describe Entrepreneur.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

Si la tasa de interés es baja, existe una mayor probabilidad de que la gente solicite más préstamos y la sociedad termine con más deudas. Lo mejor, sería que se realizaran inversiones productivas como la construcción de autopistas, de modo que se beneficie el crecimiento social y económico de una sociedad.

Los creadores del estudio afirman que la solución a todo esto se basa en la transformación del sistema tributario, mejorar los impuestos, o consolidar programas de redistribución para las personas de bajos ingresos.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica