La pandemia ha puesto de relieve la importancia de fortalecer el multilateralismo y la integración regional, de los que, desde el Sistema de Integración Centroamericana, SICA, han sido claros defensores, como la mejor herramienta para afrontar esta crisis y el futuro. 

Forman parte del Consejo de Empresarios Iberoamericanos, CEIB, en el espacio SICA, las organizaciones empresariales COSEP en Nicaragua; CONEP en Panamá; CACIF en Guatemala; UCCAEP en Costa Rica; ANEP en El Salvador; COHEP en Honduras; y COPARDOM en República Dominicana. Un gran entramado asociativo empresarial bajo la tutela de la Organización Internacional de Empleadores, OIE. 

Organizaciones con las que desde CEIB trabajamos codo con codo, intensamente, intercambiando información y experiencias. Todas ellas coinciden en señalar la importancia de la cooperación y el diálogo como su gran apuesta de futuro, imprescindible para favorecer la integración y el comercio interregional en Centroamérica.

La última Cumbre Extraordinaria de Jefes de Estado y Gobierno SICA-España, celebrada en Costa Rica el pasado 10 de junio, destacó la necesidad de abordar la cooperación internacional hacia la recuperación económica y social con un enfoque verde, sostenible, equitativo, resiliente e inclusivo. Un llamamiento a que todos aunemos esfuerzos para que los cambios que se produzcan sean rápidos, determinantes y permitan garantizar a las generaciones presentes y futuras una Región de oportunidades.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

La cita en San José sirvió, además, para analizar cuestiones de máximo interés, como la educación, la salud, la formación y la inserción laboral, y el fortalecimiento de las administraciones públicas y de los sectores productivos.

Cambios y decisiones que deben ir en la línea de atacar la baja productividad e informalidad laboral; impulsar la innovación y digitalización, promover las infraestructuras y la inserción de las empresas en las cadenas regionales de valor, apostar por los nuevos sectores con potencial de futuro, impulsar planes de formación y retención del talento, y apoyar la liquidez de las pymes, entre otras medidas.

A la vez, se deben definir y desarrollar políticas e iniciativas que contribuyan a establecer un marco normativo que aporte certidumbre, mejorar su acceso a financiación y evitar subidas de impuestos que penalicen aún más a las pymes, que normalmente no tienen tantas reservas como las grandes empresas.

La receta de las organizaciones empresariales.

Entre las medidas que todas las organizaciones empresariales coinciden en señalar como prioritarias destacan: impulsar y fomentar la digitalización e innovación, el desarrollo de las infraestructuras y proyectos que han quedado paralizados, adopción de medidas para potenciar el sector turístico, y ayudas a colectivos vulnerables, incluyendo a informales y Mipymes especialmente.

Además, destacan la necesidad de promover liderazgos y buenas prácticas empresariales, fomentar el desarrollo de la sostenibilidad, insistir y facilitar el acceso a la formación y mejorar las condiciones de la educación. Apoyo constante y capacitación a las Mipymes, y favorecer e impulsar la integración regional y el comercio intrarregional cierran este decálogo de recomendaciones.

Costa Rica: Diálogo público-privado

Costa Rica escogió el camino de la cooperación y no de la confrontación, convencidos de que sólo el diálogo entre el sector público y privado es capaz de plasmar en realidades la gestación y materialización de nuevos emprendimientos, que generan empleo digno, en un ambiente donde el respeto y la solidaridad sean la base para construir un país, donde prosperen los sueños y esperanzas de los hispanoamericanos.

Para ello consideran necesario agilizar la financiación a través de créditos por parte de la banca, apoyar plazos de gracia para las deudas y pagos, y defensa de las Mipymes. En materia de inversión pública, la mejora de la infraestructura de transporte y la apuesta por proyectos y alianzas público-privadas. Junto a ello, políticas de apoyo productivo transversales: flexibilización de las jornadas laborales, disminución de costes operativos y fomento de las plataformas de comercio electrónico.

Además, consideran que se debe facilitar la creación de negocios y de un marco favorable a la atracción de inversiones. Imprescindible el aumento de la productividad para lo que deben darse políticas estructurales en esa materia, en innovación, digitalización y formación.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

El Salvador: apoyo al sector productivo y a la población

Los esfuerzos se centraron en ayudar al conjunto de la población, donde el sector privado ejerce un papel crucial, siendo el principal motor de desarrollo y de crecimiento.

Las principales medidas económicas aportadas fueron proyectos de decretos para la facilidad de créditos, a tasas de interés bajas, medidas fiscales y laborales y financiación para apoyar los empleos y empresas, aportar liquidez a la economía, compra de bienes y servicios locales o nacionales.

Además, las medidas de apoyo dirigidas directamente al sector productivo se centraron en préstamos, tanto para el sector formal como informal, y en un subsidio para pagar salarios a trabajadores de micros, pequeñas y medianas empresas (mipymes) golpeadas por la pandemia, y que representan el grueso del país.

Guatemala: infraestructuras públicas, de riesgo y productiva

En el ámbito de mercados y negocios, el sector privado propuso crear una ventanilla de agilización de trámites de la construcción (VATC), la ley de estabilidad jurídica, integración Aduanal Centroamericana y un marco regulatorio del comercio electrónico.

En materia de infraestructuras, CACIF propuso la aprobación de la Ley General de Infraestructura Vial, la creación de un sistema de revisión y pago de los proyectos de obras públicas, invertir en infraestructura de riesgo, agua, caminos rurales y centros de acopio, y en infraestructura productiva para el comercio local y exterior. Consideran importante generar también un estímulo para que los trabajos sean mejor remunerados; sobre el tema del salario por región, se trata de lograr que la inversión llegue a otros lugares del país, ya que el nivel de producción es distinto en cada región.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

Honduras: la solución desde las empresas.

Desde COHEP esgrimieron el lema “hacer frente a esta pandemia desde las empresas, de manera responsable y con el apoyo de la ciudadanía”. Consideran fundamental promover y facilitar acercamientos con los gobiernos para dar mayor flexibilidad a las empresas para la generación de empleos dignos y permanentes.

COHEP pidió la eliminación de los “pagos a cuenta”, una verdadera medida de reactivación económica, que permitiría a las empresas contar con liquidez para el cumplimiento de sus obligaciones laborales y sociales, impactando de forma positiva en la sostenibilidad y recuperación de empleos. La organización consideró también fundamental apostar por la digitalización y las ventas online e impulsar el fortalecimiento operativo de las empresas.

Además, en el país se puso en marcha el Plan de Reconstrucción y Desarrollo Sostenible (PRDS), aprobado por el gobierno del país, en el que se contemplan cerca de 100 proyectos de gran relevancia para la región, y la inversión de empresas extranjeras en sectores tales como el sector salud, la rehabilitación de infraestructuras y servicios educativos, el impulso a la industria y el comercio, el fomento del turismo, agua y saneamiento básico, infraestructura vial, comunicaciones, energía eléctrica, protección y conservación del medioambiente o gestión del cambio climático, entre otros.

Nicaragua: educación y buenas prácticas.

Para los empresarios de Nicaragua era necesario batallar con todas sus fuerzas y recursos para mantener empleos y dar sostenibilidad a las empresas. Consideran la colaboración entre nuestras naciones y sectores vital para ese objetivo. Es impensable salir adelante sin la solidaridad efectiva y oportuna entre nosotros, especialmente en la etapa post-Covid.

Las propuestas de COSEP se centraron en acciones en educación, buenas prácticas y prevención, protección del empleo, apoyo social y divulgación.       

La cúpula empresarial propuso también la reducción de las tarifas de energía y agua potable; la creación de un “fondo de emergencia”, a través de líneas de crédito dirigido a los micros y pequeños negocios; y sugirió la creación de un “fondo especial de asistencia de alimentos y víveres”, destinado al sector informal y los grupos más vulnerables del país, como “población extremadamente pobre, discapacitados, y ciudadanos de la tercera edad”.

Para COSEP, Nicaragua se puede convertir en un destino para los “nómadas digitales, profesionales que usan las nuevas tecnologías para trabajar de forma remota en lugar de hacerlo en un lugar fijo”. Pero resaltan que, para lograr este objetivo, se necesita impulsar en el país una visa especial de trabajo remoto, con el fin de potenciar el turismo y la digitalización.

Panamá: reactivación de proyectos estatales y apuesta por el medioambiente.

La crisis representa una oportunidad única para reinvertirnos ante la adversidad, y nos ha dejado tres grandes lecciones: vemos océanos más limpios y cielos más claros, lo que demuestra que sí podemos mejorar el medioambiente ; ha aflorando lo mejor de nosotros y hemos visto grandes muestras de solidaridad, cooperación y sacrificio personal; y hemos visto los beneficios de la digitalización, el uso de la nube, la adopción de medidas como el teletrabajo y, en general, la automatización de muchos de los procesos que antes eran manuales, afirmaban desde la organización empresarial panameña. 

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

El sector privado, representado por CONEP, pidió la reactivación de todos los proyectos estatales detenidos en el país, como la construcción del cuarto puente, la ciudad hospitalaria, así como incentivar la compra de viviendas para reducir el inventario actual, a través del incremento del bono de vivienda hasta 70 mil dólares para familias de bajos recursos, y aumentar de 5 a 10 años la aplicación de los intereses preferenciales para la compra de unidades con un precio entre 120 mil y 180 mil dólares.

República Dominicana.  Diálogo y concertación social.

Desde COPARDOM, la organización en la que recae la presidencia de CEIB y que será sede del XIV Encuentro Empresarial Iberoamericano, actividad de la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno del próximo año, trataron desde el principio de la crisis de proteger las actividades productivas, la seguridad y salud y evitar daños irreversibles en el empleo.

Para ello apostaron por procesos de concertación tripartita, que desembocaron en disposiciones de protección para trabajadores y empleadores. Actualmente, consideran necesario seguir concentrando esfuerzos en fomentar y potenciar la reactivación económica, mediante un proceso de diálogo y concertación social, que tiene como propósito identificar acciones que permitan sortear las situaciones que han frenado las actividades en sectores productivos de alta incidencia en su PIB y la generación de bienestar.

Sectores con potencial de futuro.

Es un hecho que, a lo largo de este último año y medio, las empresas y las instituciones nos hemos encontrado ante escenarios donde hemos tenido que priorizar la capacidad de reacción y no de planificación.

Después de todo lo que hemos vivido, creo firmemente que el mayor de los retos es lograr que esta crisis coyuntural no se convierta en estructural. Y para conseguirlo, tenemos que estar preparados para hacer frente a futuros desafíos. Necesitamos apostar por sectores que tengan componentes de mayor valor añadido, como pueden ser la innovación, las industrias creativas, la economía verde y azul, la biotecnología y la transformación digital. Todo ello, siempre en base a la sostenibilidad, la Agenda 2030 y apostando por el Diálogo Social.

Debemos seguir promoviendo la internacionalización de las empresas, mediante la reconfiguración de las cadenas globales de valor; incentivar los sectores más afectados, como el turismo; impulsar la sostenibilidad y fomentar el emprendimiento, prestando especial atención a las pymes, entre otros desafíos.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Centroamérica.