EFE.- El grupo de refrescos y productos de alimentación PepsiCo obtuvo en el primer semestre del año un beneficio neto de 4.072 millones de dólares, un 36 % más que hace un año, ayudado por la recuperación de la demanda en la hostelería tras los cierres y restricciones vinculados a la covid-19.

La multinacional estadounidense facturó entre enero y junio 34.037 millones de dólares, un 14 % más que en el mismo periodo de 2020, según informó este martes.

La compañía con sede en el estado de Nueva York ganó en el primer semestre 2,94 dólares por acción frente a los 2,14 dólares de hace un año.

Prácticamente todos sus segmentos y divisiones regionales vieron aumentar sus ingresos, liderados por la unidad de bebidas para Norteamérica, con una facturación de 11.230 millones de dólares en la primera mitad del año.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

En el segundo trimestre, PepsiCo ingresó 19.217 millones de dólares, un 20,5 % más en términos interanuales, y tuvo un beneficio neto de 2.358 millones de dólares, un 43 % más.

La unidad de bebidas para Norteamérica (6.156 millones de dólares), los comestibles Frito-Lay Norteamérica (4.552 millones) y los negocios en Europa (3.286 millones) y Latinoamérica (1.967 millones) fueron sus principales fuentes de ingresos y todos vieron mejorar su facturación entre abril y junio con respecto a 2020.

“Estamos satisfechos con nuestros resultados del segundo trimestre al ofrecer un crecimiento de dobles dígitos muy sólido en facturación y beneficios por acción”, destacó en un comunicado el presidente y jefe ejecutivo de la empresa, Ramón Laguarta.

A la luz de los buenos resultados, que superaron las expectativas de los analistas, la empresa revisó al alza sus previsiones para el resto del año.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

Tras conocerse las cuentas, las acciones de PepsiCo avanzaban un 1,32 % en las operaciones electrónicas previas a la apertura de Wall Street.