Daniel Salvucci es Ingeniero en Electrónica y tiene un postgrado en finanzas, recorrió grandes corporaciones y lideró equipos en pequeñas empresas. Diseñó y programó hardware hasta que llegó el momento de emprender un coworking y una consultora de innovación abierta. Si sos uno de los elegidos por Draper Cygnus probablemente te cruces con sutrack record y creeme que muchos unicornios lo han sabido aprovechar.

Te invito a conocer un poco más sobre uno de los partners del fondo de inversión latinoamericano que eligió Tim Draper.

¿Cómo tomás la decisión de dedicarte al VC y por qué?

Al emprender en 2014 tomé mi primer contacto con el ecosistema emprendedor y con el de Venture Capital. Me fascino la dinámica del VC y su historia tan entrelazada con la historia de la electrónica y la computación moderna (recomiendo ver el documental “Something Ventured”). De a poco construí una relación con Diego Gonzalez Bravo e Ignacio Plaza en Cygnus Capital que llevó dirigir el Club de Inversores Ángel y a darme cuenta que VC iba a ser mi próxima, y creó última evolución profesional – ser un buen VC lleva más de 20 años-, porque combina la pasión por apoyar personas fuera de serie con tecnología de punta y que tiene el potencial de de escribir el futuro.

¿Qué te ayuda a tomar la decisión de invertir en una empresa?

Las decisiones de inversión en Venture Capital se toman con información imperfecta, son el resultado de la conjunción de varias señales que nos dan un proxi del potencial que esa startup puede tener. Personalmente he detectado un patrón en las empresas que finalmente invertimos, son las que me generan ganas de dejar todo y sumarme a trabajar con ellos.

¿Cómo nace el fondo en Argentina?

Draper Cygnus es fundado por Diego Gonzalez Bravo e Ignacio Plaza en 2012 como Cygnus Capital. Entre los dos crearon un track record increible, solo como ejemplo en el primer fondo de un portfolio de 16 empresas, 2 tienen un valor de más de mil millones de dólares. En 2017 iniciamos una relación con Tim Draper, VC legendario de Silicon Valley, que llevó al rebranding del fondo a Draper Cygnus, sumarnos a su red global DVN, incorporarlo al GP y realizar inversiones juntos.

Hoy nos encontramos redoblando la apuesta levantando un fondo regional de USD 50M para invertir en emprendedores Latinos construyendo compañías apalancadas en deep tech. Estamos muy entusiasmados por la oportunidad que existe en LATAM y con el equipo de inversión que armamos sumando al GP a Arturo Torres y Valentina Terranova, de esta forma construyendo los cimientos de una firma de VC multi generacional.

¿Cómo se compone la cartera de empresas invertidas?

Entre los cinco miembros de GP en diferentes vehículos tenemos 64 compañías invertidas. Además de las ya conocidas y maduras Auth0 y Satellogic, podemos destacar algunas del porfolio más recientes como Skyloom, Stamm, Lemon Cash, Panarum y Novo Space que tienen por delante el potencial de cubrir un rol crucial en industrias como el Espacio, Biotecnología, Salud y Finanzas Descentralizadas.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

¿Cómo deciden las inversiones? ¿Hay un foco específico de empresas invertidas?

Durante los 12 años de invertir juntos y de la forma en que creció el equipo de inversión del fondo nos enfocamos en startups con un componente de innovación tecnológica importante, área en la que nos hemos especializado. Esa evolución y nuestra visión del futuro global y en especial de LATAM nos llevó a nuestra tesis de inversión actual que está centrada en dos pilares que suelen superponerse. Por un lado Deep Tech, esto significa que invertimos en empresas que combinan tecnologías emergentes con propiedad intelectual única sobre la cual montan modelos de negocios innovadores. Este tipo de startups por su naturaleza suelen tener el potencial de re definir una industria entera o inclusive habilitar un paradigma totalmente nuevo. Por otro lado, creemos que nos encontramos en un momento particular de la humanidad en el cual es necesario ir hacia un modelo de descentralización en todas las industrias (alimentos, energía, salud, educación, gobierno, finanzas) para hacer sustentable la forma que nos relacionamos con los recursos y la naturaleza. En ese concepto basamos nuestra tesis de Descentralización.

Dentro de este espacio podemos encontrar tecnologías como Biotecnología, Synthetic Biology, Inteligencia Artificial, Robótica e IoT, Crypto y DeFi, Nuevos Materiales; aplicados a industrias como Energía, Salud, Industria Espacial, Finanzas, Gobierno, AgriFood Tech, Colaboración en Empresas y Educación, entre otras.

Tenemos una visión algo contraria para LATAM ya que por la naturaleza de este tipo de startups su negocio es global y tiene que ser innovador en los principales hub del mundo. Esto hace que sus negocios comienzan en LATAM y están basados en el enorme talento Latino, pero que rápidamente son llevados al mercado objetivo principal que suele ser USA o Europa, sin dejar de incluir a LATAM.

¿Cuál es el Exit que marca para ustedes un hito? ¿qué podés destacar de esa empresa?

El exit de Auth0 es un hito importante para la región y para Draper Cygnus porque valida todo el ciclo de inversión de nuestra tesis: dos emprendedores latinos, basados en su experiencia e investigación crean un producto que resuelve un problema super complejo como es la autenticación en la nube (el desarrollo de la industria cloud no era tan obvio en el 2014) y lo llevan a una escala global con ejecución formidable logrando un exit de USD 6.5 Billion 7 años después.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

¿Cómo ves el ecosistema emprendedor de LATAM?

Tengo la suerte de estar en esta industria desde el 2015 y pude ver en primera persona la evolución acelerada de estos últimos años llegando a un nivel de madurez tanto de los fondos de VC como de los emprendedores que genera muchas expectativas para la próxima década. Tenemos mucho por crecer todavía, según el informe del BID LAB – Tecnolatinas el valor del ecosistema latino tiene el potencial de crecer desde USD 221 Billion en 2020 a más de USD 2 Trillion en 2030. La oportunidad es enorme para los que se animan a involucrarse. En ese sentido creo que todavía tenemos un trabajo grande por delante para que más individuos e instituciones inviertan en la industria como LPs de fondos de VC y directo en las startups.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Centroamérica.