EFE.– El canciller costarricense, Rodolfo Solano, alertó este lunes de que la pandemia podría dejar una “generación perdida” de jóvenes que se han visto obligados a abandonar sus estudios por la crisis económica derivada del impacto la covid-19.

El costarricense participó de forma telemática en un acto de conmemoración del treinta aniversario de las Cumbres Iberoamericanas y del Día de Iberoamérica, junto a los cancilleres de España, Portugal, Colombia, República Dominicana y la secretaria general Iberoamericana, Rebeca Grynspan.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Según recordó Solano, Costa Rica organizó la cumbre de 2004 y puso especial énfasis en la educación como el tema principal a debatir.

“Quince años después, ante la pandemia tenemos un reto principalmente en educación, de los jóvenes, de aquellos que tienen acceso a educación virtual y los que no, estamos a las puertas de un gran riesgo, una generación perdida de muchachos que no han tenido oportunidades”, aseveró.

Tras treinta años de estas citas entre jefes de Estado y de Gobierno, el canciller costarricense preguntó al resto de sus colegas “qué tipo de cumbres” se “requerirán” en el futuro, “de cara a la cuarta revolución industrial”, “en el mundo de las redes sociales” y “que permitan a los ciudadanos una participación activa”.

“Necesitamos y queremos cumbres para la paz, para mayor bienestar, para mayor igualdad social, para un mayor compromiso económico y social, que garanticen la vigencia de los derechos humanos y su promoción efectiva”, apuntó Solano.

Al respecto, el titular de Exteriores en Costa Rica afirmó que hace tres décadas, en la primera Cumbre Iberoamericana celebrada en Guadalajara (México), “se manifestaron” esos compromisos y “hoy, más que nunca, requieren un refrescamiento”.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

“Solo con esos compromisos podremos atender de forma seria, responsable, oportuna e inteligente las amenazas que juntos podamos acometer”, subrayó.