EFE.- Los Gobiernos de Panamá y Costa Rica acordaron un protocolo binacional para una “circulación fluida” de trabajadores en la frontera, cumpliendo con las medidas de bioseguridad frente a la pandemia de la covid-19, informó este martes el Ministerio de Salud (Minsa) panameño.

La viceministra de Salud de Panamá, Ivette Berrío, anunció este martes la firma del convenio durante una visita a la provincia de Chiriquí, fronteriza con Costa Rica, donde operan plantaciones de banano que usan mano de obra de los dos países.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

“Hemos firmado, después de varias semanas de negociación, con las autoridades costarricenses, un acuerdo binacional que permitirá a los trabajadores tanto panameños como costarricenses circular a través de nuestra frontera común, pero cumpliendo con las medidas de bioseguridad”, dijo la funcionaria.

Ambos Gobiernos se comprometieron a cumplir con el plan de vacunación, inocular a los trabajadores, y realizar pruebas para detectar la covid-19 cada 15 días con “el fin de salvaguardar la salud de esta población que se traslada diariamente a laborar en la industria bananera”, explicó Berrío.

“Estamos convencidos que este acuerdo va a solucionar un poco la fluidez laboral en el sector fronterizo; este acuerdo aplica a panameños o costarricenses que laboran en las bananeras”, agregó la viceministra panameña.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

Los pueblos originarios de Panamá y Costa Rica trabajan en las plantaciones de banano y café que se encuentran en tierras panameñas y costarricenses situadas a ambos lados de la frontera, por lo que es común el cruce constante de esta mano de obra.