Los científicos del gobierno de China han revelado planes para la construcción de un reactor de energía nuclear experimental, el primero de su tipo, que no requiere uranio ni ocupa agua para enfriarse.

Se trata de un reactor que genera energía nuclear desde sal fundida, que funciona con torio líquido en lugar de uranio, por lo tanto es más seguro que los reactores tradicionales.

De acuerdo con información revelada en la web del Comité Permanente de la Conferencia Consultiva Política Popular de China (CPPCC), el organismo asesor político que actúa como un vínculo entre el gobierno chino y sus intereses comerciales.

En este sentido, se espera que el prototipo se dé a conocer el próximo mes y las primeras pruebas comiencen en septiembre, a fin de allanar el camino para la construcción de la primer unidad comercial, prevista para 2030.

Debido a que este tipo de generador no requiere agua, podrá operar en regiones desérticas, como Taklamakan, apodado “El mar de la muerte”, el segundo desierto de arena móvil más grande del mundo y un sitio potencial para los reactores sin agua.

En consonancia, China anunció que la ubicación del primer diseño comercial será instalado en la ciudad desértica de Wuwei, y tiene planes de construir más en los desiertos y llanuras escasamente poblados del oeste de China, incluso en el marco de su cooperación nuclear con Rusia.

Los funcionarios del gobierno chino consideran que las exportaciones de energía nuclear serán una parte clave del programa “Belt and Road” que involucra a una gran cantidad de países que se verán beneficiados con el suministro.

“‘Salir’ con la energía nuclear ya se ha convertido en una estrategia estatal, y las exportaciones nucleares ayudarán a optimizar nuestro comercio de exportación y liberarán la capacidad de fabricación nacional de alto rendimiento”, dijo Wang Shoujun, miembro del CPPCC, en un informe del organismo.

El torio, un metal plateado radiactivo que lleva el nombre del dios nórdico del trueno, es mucho más barato y más abundante que el uranio, y no se puede utilizar fácilmente para crear armas nucleares.

El nuevo reactor es parte del impulso del presidente chino, Xi Jinping, para lograr que China sea neutral en carbono para 2060, según el equipo del Instituto de Física Aplicada de Shanghai que desarrolló el prototipo.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

China y Rusia, con planes de energía nuclear

El 19 de mayo pasado, el presidente chino y su homólogo ruso Vladimir Putin presenciaron la ceremonia de inauguración de su proyecto bilateral de cooperación en energía nuclear, la planta de energía nuclear de Tianwan y la de Xudapu, a través de una teleconferencia.

Xi Jinping llegó a la sede principal del Gran Salón del Pueblo, en el palacio gubernamental de Beijing, en horas de la tarde, donde saludó a Putin, quien se había unido desde la sede principal del Kremlin.

Fotos CPPCC.

Al hablar en la ceremonia, Xi expresó sus felicitaciones por el lanzamiento del proyecto de cooperación de energía nuclear China-Rusia y mostró un gran respeto a los constructores de los dos países.

Tras señalar que este año marca el vigésimo aniversario de la firma del Tratado de Buena Vecindad y Cooperación Amistosa China-Rusia, Xi dijo que él y Putin acordaron impulsar el desarrollo de las relaciones bilaterales a un nivel superior y ampliar los lazos en campos más amplios.

Ante la pandemia de Covid-19, “China y Rusia se han apoyado firmemente y cooperado estrecha y eficazmente, lo que es una demostración clara de la asociación estratégica integral de coordinación entre China y Rusia para una nueva era”, dijo el mandatario chino.

Presentó además una propuesta de varios puntos, donde inicialmente solicita a ambas partes que se adhieran al principio de seguridad y establezcan un modelo para la cooperación mundial en energía nuclear.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

Finalmente, pidió la adhesión a la colaboración estratégica para promover el desarrollo coordinado con el sistema de gobierno de la industria energética mundial.

En esta línea, añadió que “es necesario promover la construcción de un sistema de gobierno energético global con justicia, equidad, equilibrio, inclusión, apertura y beneficios compartidos, así aportar más soluciones al gobierno energético global”.

Responder al cambio climático es una tarea común para todos los países“, afirmo el presidente Xi, quien agregó que China y Rusia deben promover más proyectos de cooperación con bajas emisiones de carbono y desempeñar un papel constructivo en el logro de los objetivos globales de desarrollo sostenible.