El crecimiento económico en en Centroamérica caería a una tasa cercana al 1.5% si la productividad laboral no aumenta con dinamismo. Por ello, el economista Luis René Cáceres propone reducir la apertura comercial extrema en la región.

Desde mediados de la década de 1970, la tasa promedio de crecimiento anual de la productividad laboral en la región fue del 0.6%. Ese nivel se considera el más bajo “de todas las regiones del mundo”, señala el doctor por la Universidad de Utah.

En el artículo Productividad laboral y la integración económica centroamericana: el caso de El Salvador, el economista refiere que, en ese país, la disminución de la productividad laboral se explica “por las simultáneas caídas de la inversión y de la industria manufacturera”.

Asimismo, menciona la pérdida de “buenos empleos del sector industrial”, como otra de las causas. También refiere como razones “los efectos negativos de la reducción arancelaria” y  “los altos déficits en la cuenta comercial de la balanza de pagos”.

Destaca una situación similar a la de El Salvador en Guatemala y Costa Rica. Por eso, subraya la necesidad de reducir la apertura comercial extrema e impulsar la educación.

En el artículo publicado en el número más reciente de la revista de la Cepal (Julio 2021) Cáceres acota que el carácter nocivo de la apertura extrema en los países centroamericanos no se ha sentido en plenitud. Y explica que ello se debe a que las remesas amplían la oferta de bienes de consumo importados, “lo que puede crear un espejismo de prosperidad”.

También puede leer Crecimiento económico de Costa Rica será de los más discretos de Centroamérica: FMI

Aumentar productividad laboral

El autor, destaca “la conveniencia” de El Salvador de “restituir la protección a la producción nacional ante las importaciones, con miras a favorecer el dinamismo del sector manufacturero y del empleo industrial”.

Agrega que en 2016, el país centroamericano tenía aranceles a las importaciones de alrededor del 2%, en promedio.  Mientras que el promedio de los países latinoamericanos era del 12%.

Por ello, Luis René Cáceres considera que “la reducción de la extrema apertura externa contribuiría a la reindustrialización”.  Lo que a su vez, favorecería  a la productividad, mediante “el movimiento de mano de obra de los sectores de servicios de baja calidad al sector manufacturero”.

Asimismo,  en el camino hacia mejorar la productividad en Centroamérica, el economista menciona la necesidad de establecer compromisos nacionales  para incrementar el gasto en educación.

Lo anterior, incluiría reducir  el número de alumnos por maestro y mejorar la infraestructura física de las escuelas. Sin olvidar las mejoras en los servicios de tecnología y el aumento en los resultados en las pruebas estandarizadas nacionales e internacionales.

Para Cáceres la adopción de pactos fiscales nacionales, “en un contexto de compromiso regional”, que incluyan el compromiso de destinar más recursos a educación y salud, “redundaría en un impulso al dinamismo del comercio intrarregional y del crecimiento económico”.

También puede leer BM apunta a productividad y comercio para crecimiento de América Central