EFE.– Un conglomerado de organizaciones pidieron este miércoles al Estado de El Salvador que promueve acciones para la protección del río Lempa, el más largo de Centroamérica, ante la exploración y explotación de minería metálica por alto riesgo de contaminación que esto conlleva.

El río Lempa es el más largo de Centroamérica con una longitud de 422 kilómetros, su cuenca abarca a Guatemala, Honduras y El Salvador y es utilizado principalmente para el riego de cultivos agrícolas y la generación de energía eléctrica.

Por lo anterior, las ONG que integran la Mesa Nacional frente a la Minería Metálica en El Salvador consideran que en momentos en que se discute una ley de aguas en el Congreso se debe promover la defensa de las aguas transfronterizas a través de un tratado que incluya a los tres países y que garantice la gestión razonable y equitativa de las “aguas transfronterizas”.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

“Como Mesa frente a la Minería consideramos que debe también legislarse para proteger la aguas fronterizas de actividades extractivas como la minería y no basta proteger las aguas de El Salvador mediante una ley si los otros países no prohíban la exploración y explotación de estas industrias en sus territorios”, indicaron en un comunicado.

Señalaron que hace unos meses la mesa presentó los contenidos de una propuesta de tratado diseñada por la Red Centroamericana por la Defensa De Las Aguas Transfronterizas denominada “Tratado para el manejo integral, sustentable y con enfoque de cuencas compartidas de las aguas transfronterizas entre los países de Guatemala, Honduras y El Salvador”, la cual puede ser retomada.

El documento plantea que los Estados parte “garanticen una utilización prudente y racional de los bienes hídricos transfronterizos, conservar, proteger y mejorar la calidad de estos bienes y contribuir a la protección de la salud de las personas”.

Asimismo, contempla “la prevención, control y reducción de los impactos ambientales, industriales y todos aquellos actos perjudiciales para los bienes hídricos y la salud humana, que menoscaben el bienestar de las aguas transfronterizas y de las poblaciones en la región transfronteriza”.

La Mesa frente la Minería da cuenta de por lo menos 52 proyectos de explotación minera en las zonas transfronterizas entre Guatemala, Honduras y El Salvador.

De lado de Honduras, se han contabilizado cerca de 41 proyectos, los cuales colindan con los departamentos de la zona oriental del territorio salvadoreño; mientras que en la zona occidental se tiene información de 11 proyectos en Guatemala que están a escasos kilómetros de las fronteras de El Salvador, de acuerdo con la fuente.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

La Ley de Prohibición de la Minería Metálica, aprobada en marzo de 2017 por el Congreso salvadoreño, prohíbe la exploración, extracción, explotación y procesamiento, ya sea a cielo abierto o subterráneo en el país. También prohíbe el uso de químicos tóxicos, como cianuro, mercurio y otros, en cualquier proceso de minería metálica.

Los proyectos de minería metálica ubicados en las zonas transfronterizas -entre Guatemala, Honduras y El Salvador- utilizan estos químicos para el proceso de extracción y separación de los minerales, estos tóxicos terminan en los ríos contaminando el agua, el aire y la tierra, agregaron.