EFE.- Wall Street cerró este viernes su sexto mes consecutivo al alza, reflejo de la recuperación económica que sigue avanzando en EE.UU., aunque la última semana ha saldado con pérdidas debido a un cúmulo de factores que generaron volatilidad.

El conjunto de la semana deja retrocesos del 0,4 % para el Dow Jones y el S&P 500, y un notable descenso del 1,1 % para el Nasdaq, coincidiendo con los resultados trimestrales de las grandes tecnológicas y las elevadas expectativas sobre ellas.

Pese a todo, Wall Street despide con ganancias un mes de julio marcado por la volatilidad debido a la propagación de la variante delta del coronavirus, el estancamiento en las vacunas y la inquietud por la ralentización económica, entre otras cosas.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

El Dow Jones ha subido en julio un 1,3 % acumulado, el S&P 500 un 2,3 % y el Nasdaq un 1,2 %.

En las principales plazas europeas, los resultados mensuales han sido mixtos: París ha ganado un 1,61 %; Milán, un 1,04 %; y Fráncfort, un 0,09 %, mientras que Londres se ha dejado un 0,07 % y Madrid, un 1,65 %

Uno de los principales factores que han determinado los movimientos de este mes ha sido la evolución de la pandemia de covid-19, con la propagación de variantes más transmisibles como la delta y un estancamiento en las vacunaciones que preocupa a las autoridades y mercados.

Con dos tercios de la población vacunada, los casos positivos en EE.UU. han ascendido a 50.000 diarios en la última semana, lo que ha llevado a la Administración de Joe Biden a exigir que los trabajadores federales se inmunicen, y lo mismo plantean algunas empresas con sus empleados.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

Mientras, la recuperación económica de EE.UU. sigue en curso, como han reflejado los datos de mayor inflación (5,4 % en junio) y un crecimiento del PIB del 6,5 % en el segundo trimestre que indica un retorno a niveles previos a la pandemia, si bien se esperaba mucho más.

Para los analistas de Wells Fargo, ha habido “algunas decepciones en los números importantes” y los datos económicos de esta semana han resaltado “que la demanda sigue superando a la oferta y el mercado laboral sigue flojo”, según una nota.

Por otra parte, la Reserva Federal ha decidido mantener los tipos de interés bajos pese al aumento de los precios y continuará las compras de activos extraordinarias para sostener la economía del país, dejando a un lado la posibilidad de una retirada inminente del estímulo.

La tanda de resultados trimestrales ha sido generalmente positiva, pero el gigante del comercio electrónico Amazon este viernes sufrió su peor jornada bursátil desde marzo de 2020, castigado por una facturación trimestral peor de la esperada pese a superar los 100.000 millones de dólares.

Por otra parte, los expertos también han señalado la influencia de los planes de Pekín de imponer restricciones a algunos sectores, mientras la Comisión del Mercado de Valores ha exigido este viernes nuevos requisitos para las empresas chinas que quieran comenzar a cotizar en Wall Street.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

En el mercado de deuda, el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años ha bajado considerablemente y finalmente ha roto la tendencia alcista que se veía desde principios de año, ya que comenzó el mes de julio en el 1,48 % y lo termina en el nivel del 1,26 %.

En cuanto al petróleo, el barril de Texas despide el mes con una leve revalorización del 0,7 % tras haber atravesado cierta volatilidad por el temor al impacto de la variante delta sobre la recuperación del sector energético, uno de los más golpeados por la pandemia.