Por Urías Gamarro / Prensa Libre

Argentina pidió a Centroamérica acceso para comercializar carne vacuna, mientras el sector ganadero nacional se opone a la apertura comercial de los productos cárnicos.

Las autoridades argentinas   exploraron negocios en Guatemala, Honduras y El Salvador, y una de sus peticiones formales es que se les permita el acceso a sus productos cárnicos.

El objetivo es incrementar las relaciones comerciales entre los países del Triángulo Norte de Centroamérica con Argentina, explicó a Prensa Libre Jorge Neme, secretario de Relaciones Económicas Internacionales de Argentina, quien visitó Guatemala el 26 de julio.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Neme explicó que su país tiene abiertos todos los mercados del mundo, entre los cuales mencionó a Japón, China, EE. UU., Canadá, Rusia, Europa, Turquía, Israel y el Mundo Árabe. Añadió que “no hay mucha razón para que estén cerrados aquí —en Guatemala y Centroamérica—”.

Neme reiteró que si se abren estos mercados también se puede pensar en introducir las razas de ganado braford y brand, que son líderes en producción de carnes, lo que brindaría competitividad a la ganadería guatemalteca y mejor manejo de pastos, para proporcionar   integralidad a los recursos del país.

Oposición

Leonel Castañeda, presidente de la Federación de Ganaderos de Guatemala, indicó que tienen conocimiento de que Argentina tiene interés en vender carne a Guatemala y Centroamérica, pero aseguró que la región no puede recibir carne del extranjero, sobre todo de Sudamérica.

Advirtió de que, si entra Argentina, luego vendrían Paraguay, Brasil o México; inundarían el mercado nacional y después, “¿qué se hace con los productores?”, ya que en el país hay productores primarios que crían novillos y carne.

“No podemos permitir que nos inunden de todas las carnes del mundo. No tenemos una macroeconomía en la carne, y de la producción nacional se puede subsistir toda la vida y se puede exportar ganado de media ceba, que es lo que se está despachando al sur de México, pero que se introduzca carne perjudica a los productores”, recalcó Castañeda.

Otra razón por la que se oponen es que puede perjudicar la mano de obra en el sector.

Reconoció que   Argentina está libre de fiebre aftosa —enfermedad que afecta al ganado—, pero hay regiones que no lo están, como ocurre con Colombia y Brasil. “La región sudamericana no está complemente libre”, aseguró Castañeda.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

“Comercialmente, Argentina puede decir que está libre de la fiebre, pero hay estados de ese país donde no, y por eso protegemos el sector bovino en Guatemala”, precisó.

Advirtió de que, si ingresa un contenedor de carne que traiga fiebre, se convierte en un gran problema, impacta al ganado bovino, cabras, ovejas y se acaba todo el sector.

Reiteró que, a escala regional, ningún país recibe carne de América del Sur, pero se está intentando colocar productos cárnicos, aunque las federaciones centroamericanas no lo van a permitir y se defenderá al productor primario en el Istmo.

Castañeda reiteró que mantienen comunicación con el Ministerio de Agricultura para defender al sector y recordó que Centroamérica es el único territorio libre de fiebre aftosa en el ganado.

Acercamiento

En la agenda comercial de Argentina hacia el Triángulo Norte existe interés de aumentar el comercio e inversiones.

En el 2020, la balanza comercial favorece a ese país del sur. Guatemala compra más de lo que vende, y las importaciones de Argentina fueron de US$132.5 millones, mientras que las exportaciones, US$1.7 millones.

Neme considera que hay interés de contar con instrumentos comerciales que favorezcan el intercambio comercial con los países y que será una de las propuestas que conocerá el Mercado Común del Sur (Mercosur).

Amador Carballido, director general de la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport), aseguró que en el mapa de inteligencia comercial Argentina es visto como una potencia, igual que Brasil.

Interés sectorial

Al referirse sobre actividades comerciales, el funcionario destacó que hay en el sector farmacéutico, y que pueden apoyar en desarrollar una industria en agroalimentos y procesamiento de lácteos como leche y quesos.

Por otro lado, Argentina es fuerte en el sector automotriz que produce y se especializa picops, y tractores agrícolas de costos asequibles para incrementar la productividad.

De Guatemala interesa frutas frescas como aguacate, piña, papaya, banano y otras frutas tropicales, así como café, textiles.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

Por otro lado, se ofreció apoyo técnico para los países del Triángulo Norte, para la agricultura y desarrollo rural, para temas agricultura familiar, equipamiento para la pequeña agricultura, tecnologías adecuadas, y organización cooperativa.

En los siguientes 60 días, vendrá una misión técnica argentina para identificar una serie de áreas y trabajo de interés para la mejora de la ganadería, genética, recursos hídricos, áreas de riego, reconstrucción de suelos y otros cultivos, entre otros, para apoyar la capacidad productiva tanto para el mercado local como exportación.

*En alianza con Prensa Libre