La industria cosmética en la República Dominicana sobrepasa los 90 millones de dólares de ventas al año, una cifra que representa el triple de lo registrado una década atrás, cuando apenas se reportaban unos 30 millones de dólares, de acuerdo con el Clúster de la belleza de la República Dominicana.

En tanto que a nivel mundial ese sector presenta un crecimiento promedio de un 5% anual, según la firma investigadora de datos de mercado Statista.

El dominicano destina alrededor del 8.65% de sus ingresos al cuidado personal, la mayor corresponde a la adquisición de productos y artículos y en segundo lugar, el gasto tiene que ver con tratamientos de belleza, según estadísticas del Clúster de la Belleza de la República Dominicana.

El doctor Miguel Martí, dermatólogo y tricólogo, señala que el crecimiento económico de los países ha impulsado el desarrollo de la industria cosmética, la cual avanza de la mano de la ciencia y la implementación de nuevas tecnologías, aportando soluciones no solo en temas de belleza, sino también de salud.

Cita como ejemplo los avances en la tecnología láser para solucionar muchas patologías del cuero cabelludo, entre esos la utilización de luz láser de baja potencia para fomentar el crecimiento del cabello.

Hasta hace unos pocos años, Turquía era el destino en boga para lograr tratamientos capilares, donde se podían obtener servicios a costos más bajos que en otros países, pero hoy día Latinoamérica se perfila entre los preferidos, porque los latinos tienen una mayor tendencia en invertir en el cuidado capilar.

Según Martí, Brasil, Colombia y México son los países que más consumen productos y servicios cosméticos, como cirugías capilares, las cuales pueden costar entre 3,000 y 5,000 dólares al paciente, todo dependerá de la técnica quirúrquica y de la experiencia del especialista.

“Gracias a la necesidad de una mejor imagen se ha revolucionado la cosmética y se han logrado grandes avances”, afirma el especialista.