EFE.- El laboratorio chino Sinovac anunció este miércoles que instalará en Chile una planta de fabricación de vacunas Coronavac contra la covid-19 con capacidad para producir alrededor de 60 millones de vacunas al año, que también serán exportadas a otros países de Latinoamérica.

En la Región Metropolitana de Santiago de Chile se instalará una planta de envasado que comenzará a funcionar en el primer semestre de 2022, produciendo dosis con base en preparados importados desde China, informaron desde la capital del país representantes de Sinovac junto con autoridades chilenas.

El proyecto, que tendrá una inversión total de 60 millones de dólares por parte de Sinovac, contempla también la instalación en la norteña región de Antofagasta de un centro de innovación y desarrollo, cuyo funcionamiento aún no tiene fecha prevista, que a futuro permitirá que las dosis se produzcan completamente en Chile.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Además de Coronavac, vacuna mayoritaria en Chile y presente también en otros países de la región como Brasil, Colombia, Ecuador, México y Uruguay, la planta producirá dosis de preparados contra la influenza y la hepatitis.

“Decidimos, primero, instalar una planta de llenado y envasado en la Región Metropolitana (en la que se ubica Santiago de Chile), ese es el primer paso”, dijo a la prensa el vicepresidente de Sinovac, Weining Meng, durante un acto en el que estuvieron también presentes los ministros chilenos de Salud, Enrique Paris; Ciencias, Andrés Couve, y Economía, Lucas Palacios.

“Con especial foco en desarrollo e investigación en vacunas, visitamos Antofagasta y estamos listos para iniciar el proceso de instalar un centro I+D en ese lugar, pero para eso necesitaremos más tiempo, para tener un plan más detallado”, continuó Weining Meng.

Al respecto, Paris expresó que “hoy es un día muy importante porque Chile anuncia la vuelta a la producción nacional de vacunas”, algo que comenzó a hacer en 1867 pero que, lamentó, perdió hace 18 años.

VACUNAS PARA LATINOAMÉRICA

“Pero no solamente es un día importante para Chile, porque una vez que la fábrica produzca vacunas acá, se van a poder exportar a Latinoamérica”, continuó Paris.

En ese sentido, el ministro dijo que el país tiene la voluntad de ayudar a aquellos países que han tenido dificultades para adquirir vacunas durante la pandemia y que trabajarán para ayudarlos.

“Aquí también hay un concepto de solidaridad, de amistad internacional a nivel latinoamericano, de colaborar con nuestros hermanos y avanzar en el manejo y combate de la pandemia”, señaló.

El ministro también valoró que la instalación de esta planta es posible gracias a un trabajo público-privado y de la academia, de ahí la presencia también en el evento de representantes de la Universidad Católica y del Instituto Milenio en Inmunología e Inmonoterapia (IMII), con los que Sinovac ha trabajado este tiempo en estudios y ensayos clínicos de la vacuna.

Los representantes de Sinovac han estado alrededor de un mes en Chile visitando diferentes posibles emplazamientos para la planta de producción y manteniendo reuniones con autoridades locales, antes de producirse el anuncio de hoy.

Hasta ahora han llegado más de 29 millones de dosis de vacuna contra la covid-19 a Chile, la mayoría de Sinovac (casi 19,7 millones) y en menor medida también de Pfizer/BioNTech, Cansino y AstraZeneca.

Las autoridades sanitarias aprobaron también las vacunas del laboratorio Janssen, de Johnson & Jonhson, y la rusa Sptunik V, de las que esperan recibir dosis en los próximos meses.

Este martes las autoridades difundieron un estudio sobre la vacuna de Sinovac y tras analizar una cohorte de 8.600.000 individuos, arrojó un 58,49 % de efectividad para prevenir infecciones sintomáticas, un 86 % para prevenir hospitalización, un 89,6 % para evitar ingresar en la UCI y un 86,3 % para prevenir la muerte por covid-19 al día 14 después de recibir la segunda dosis.