Reuters.– El presidente del FC Barcelona, Joan Laporta, dijo el viernes que el club no tenía otra opción que separarse de Lionel Messi, que ha estado en el Camp Nou durante toda su carrera como jugador, ya que podría poner en peligro la ya precaria situación financiera del club que heredó de la anterior junta directiva del club.

Laporta dijo que tanto el club como Messi habían querido firmar un nuevo contrato, pero los salarios ya representan el 110% de los ingresos del club, lo que significa que está gastando mucho más de lo previsto y esa medida sería financieramente arriesgada, especialmente teniendo en cuenta el impacto de la pandemia de COVID-19.

Sin el contrato con Messi, su relación entre salarios e ingresos sería del 95%, confirmó.

“El Barça está por encima de todos los jugadores, incluso por encima del mejor jugador de la historia”, dijo Laporta en una rueda de prensa.

Leer: Alto a la discriminación de la población afrodescendiente

“Las pérdidas previstas eran del orden de 200 millones, pero serán de 487, que es mucho.”

El argentino, jugador que más goles ha metido y más partidos ha jugado con la camiseta del Barça de todos los tiempos, terminó técnicamente su vinculación de 21 años con el club a finales de junio y actualmente es agente libre después de que su anterior contrato expirara.

El último contrato de Messi, firmado en 2017, era el más lucrativo del deporte mundial, según un artículo de enero del diario El Mundo.

Laporta dijo que el club había preparado dos nuevos acuerdos con Messi, primero un acuerdo de dos años pagadero en cinco, y luego otro de cinco años.

Sin embargo, dijo que no pudieron cerrar ninguno de los dos acuerdos debido a las normas del Juego Limpio Financiero (FFP) de la Liga, y que no estaba dispuesto a aceptar la inversión propuesta por la Liga de la firma de capital riesgo CVC únicamente para asegurar el futuro de Messi.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

“No estoy dispuesto a hipotecar los derechos del Barça durante medio siglo por nadie. Estoy triste, pero convencido de que hemos hecho lo mejor para el Barça”, dijo.

Laporta dijo que las pérdidas económicas de la temporada 2020-21, afectada por el coronavirus, serían el doble de lo previsto.

El jefe del Barça lamentó la situación financiera que ha heredado del anterior presidente del club, Josep Maria Bartomeu, y la describió como “mucho, mucho peor” de lo previsto.