Lionel Messi, el exdelantero del Barcelona, habría aceptado unirse al PSG y sólo estarían esperando que su representante, que además es su padre, cierren el acuerdo con el club francés en las próximas horas, según varios reportes de la prensa deportiva internacional.

El argentino dejó al Barcelona, su casa durante 20 años debido a los problemas financieros y el tope salarial de LaLiga de España, por lo que algunos clubes se frotaron las manos para buscar al flamante campeón de la Copa América.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

Pero la mano la llevó el PSG, quien le ofreció abrir sus puertas a Messi, de 34 años, ayudado, según medios, directamente por el posible nuevo entrenador Mauricio Pochettino, compatriota del delantero.

Pep Guardiola

Pep Guardiola descartó que Messi pudiera llegar al Manchester City, que apenas gastó 139 millones de dólares y batió el récord de transferencias británico para fichar a Jack Grealish.

“Como aficionado, [siento] una gratitud increíble por el jugador más extraordinario que he visto en mi vida. Fuimos convencidos por Grealish y convencidos de que Leo se quedaría en el Barça. Ahora mismo no está en nuestros pensamientos”, dijo Guardiola.

Según L’Equipe Messi habría aceptado un acuerdo de tres años y 47 millones de euros por temporada después de impuestos con el PSG, donde se uniría a uno de sus máximos rivales en España, el exmadridista Sergio Ramos, al francés Kylian Mbappé y a su gran amigo, el brasileño Neymar.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

También, el respetado periodista francés Mohamed Bouhafsi afirmó que Lionel aceptó firmar con el PSG un contrato de dos años con opción a uno más, en espera de que Jorge Messi, su padre y representante, cierre el acuerdo en las próximas horas.

Si esto se concreta, el PSG sería un equipo de ensueño para el nuevo año futbolístico y de inmediato sería el favorito para conseguir el sueño de todo Europa, la Champions League.