Por Adonay Cervantes.

Es posible que América Latina se haya quedado atrás de otras regiones, como Europa y América del Norte, en lo que respecta a la adopción de servicios de suscripción, pero ahora el panorama está cambiando.

Incluso antes de la pandemia, se predijo que la industria SaaS en la región crecería a una tasa de crecimiento anual compuesta de casi el 25% de 2018 a 2023. Con la llegada de la mayor adopción de tecnología ocasionada en gran medida  a la repentina aparición del COVID-19, la cantidad de empresas que recurren a servicios basados ​​en suscripción es cada vez mayor y las cifras siguen en aumento.

De hecho, la fintech brasileña Vindi informó que las suscripciones digitales y los pagos de SaaS crecieron un 31,5% solo en los primeros meses de la pandemia del coronavirus, una tendencia que continuó a medida que los servicios digitales se volvieron mucho más importantes en estos tiempos de crisis.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Sin embargo, a pesar de la implementación de la vacunación en la región y el levantamiento de las restricciones, este aumento en la adopción de suscripciones mantendrá su impulso. Los modelos basados ​​en suscripción ofrecen tanto a los proveedores como a los clientes una sinnumero de beneficios, que incluyen relaciones más profundas con los clientes, mejores conocimientos sobre el uso del producto y proyecciones más precisas.

Si bien, el COVID-19 fue un detonante para gran parte de la adopción de los servicios por suscripción en la región, ahora se sientan las bases para su éxito continuo. Esto se debe a lo siguiente:

Oportunidades de crédito emergentes en torno a las suscripciones

Acceder al crédito en América Latina, es quizás un poco más complicado que en regiones como en Europa y América del Norte, debido a las brechas en términos de inclusión financiera. Por ejemplo, el 37% de los mexicanos mayores de 15 años no tiene una cuenta bancaria y cerca del 60% de la población activa trabaja en la informalidad.

En el mundo empresarial, sólo el 45% de las pequeñas y medianas empresas (PyMEs) tienen acceso a crédito de instituciones financieras en la región latina.

Para combatir estas problemáticas, muchas instituciones no financieras están comenzando a brindar líneas de crédito a los ciudadanos de la región. Por ejemplo, Oxxo, una cadena de tiendas de conveniencia mexicana que ofrece préstamos de hasta casi 2,500 dólares a sus clientes.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

En el ámbito de las pymes, las empresas de telecomunicaciones y los distribuidores de tecnología también están proporcionando líneas de crédito sobre servicios de suscripción a empresas que no obtendrían acceso a los mismos servicios financieros a través de la banca tradicional. Empresas de telecomunicaciones como TelMex y Telcel están brindando a sus clientes servicios digitales que se pueden pagar mensualmente a través de crédito.

Este mayor acceso a los servicios de suscripción a través delíneas de crédito de prestamistas no tradicionales conducirá a una mayor adopción de modelos de suscripción en toda la región en los próximos años.

Una mayor adopción de la nube pública impulsará las suscripciones

Aparte de los servicios públicos, los modelos de suscripción todavía son relativamente nuevos en el mercado latinoamericano. A medida que los proveedores de la nube han aumentado su alcance en la región durante la última década, más empresas entrarán en contacto con los servicios de suscripción y comenzarán a aprovechar todos sus beneficios.

Los servicios de infraestructura en la nube como AWS están ahora firmemente impresos en la región, y se espera que la computación en la nube crezca a una tasa del 22,4% entre 2019 y 2023.

El IDC también predijo en 2020 que la era post pandémica experimentaría un repunte. en adopción de la nube. Según Alejandro Floreán, vicepresidente de consultoría e investigación empresarial de IDC para América Latina, “los proveedores de nube tendrán más influencia sobre los centros de datos y las empresas aumentarán el uso de la nube pública durante la pandemia para aprovechar su flexibilidad y escalabilidad”.

Esto significará una infraestructura en la nube más amplia, más fuerte y más rápida en LatAm. Además, aumenta las oportunidades para que las pymes utilicen servicios basados ​​en la nube como SaaS, que defiende el modelo de suscripción.

A su vez, los clientes de las pymes disfrutarán de una mayor flexibilidad para aumentar y disminuir los servicios que consumen mensualmente, profundizando la relación empresa-cliente y, en última instancia, impulsando la adopción.

Devaluaciones de moneda

Si bien el escenario ciertamente está listo para el crecimiento del modelo de suscripción en la región de América Latina, la capacidad de los grandes actores de la nube para interrumpir verdaderamente el mercado en LatAm todavía se ve obstaculizada por una cosa: la moneda que aceptan. De hecho, el 54% de los brasileños no comprará un producto digital si se le cobra en dólares.

Las empresas de infraestructura tecnológica con sede en LatAm tienen un conocimiento del mercado de servicios de infraestructura de IT y muchas han brindado servicios de centros de datos en las instalaciones a las principales empresas durante décadas.

Los nuevos actores de la nube que ofrecen sus servicios en dólares pueden tener dificultades para atraer empresas que están acostumbradas a pagar tarifas cobradas en sus propias monedas y no pueden justificar el gasto de pagar por AWS o Azure.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

Una vez que estas grandes empresas de la nube comiencen a ofrecer sus servicios de infraestructura en monedas locales, alterarán los mercados de servicios de infraestructura de IT en esos lugares y crearán aún más competencia en la región.

Durante la próxima década, deberíamos esperar que las empresas de tecnología de América Latina se conviertan en una parte más importante del ecosistema global de productos y servicios de IT.

Gran parte de esto se debe al crecimiento del modelo de suscripción en la región, que también conducirá a una proliferación de mercados y ecosistemas que cuentan con empresas latinoamericanas construidas sobre infraestructura en la nube. Cuantas más empresas de avanzada digital cambien a un modelo de suscripción, las empresas más tradicionales seguirán su ejemplo, y los servicios de suscripción basados en la nube pronto se volverán omnipresentes en la economía digital de América Latina.

*El autor es director de ventas globales, CloudBlue Connect.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Centroamérica.