EFE.- Los medios de comunicación nicaragüenses críticos con el Gobierno de Daniel Ortega decidieron suprimir la firma de los redactores en los artículos periodísticos como una medida de protección, según un informe divulgado este martes, en el que se advirtió que al menos 11 periodistas han abandonado el país por razones de seguridad.

“Ante la escalada de agresiones y amenazas a la prensa independiente, a partir del mes de julio, medios de comunicación como La Prensa, Confidencial y otros medios digitales, han decidido suprimir la firma de los redactores de los artículos periodísticos”, señaló La Prensa, el periódico más antiguo del país, en un informe de monitoreo y seguimiento a casos de violaciones a la libertad de prensa.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

“Esta medida, transitoria y de emergencia, tiene la finalidad de proteger la integridad de los periodistas amenazada a todos los niveles”, explicó el periódico, fundado en 1926.

En el informe, titulado “Amenazas, exilio, citatorias, y negativas de información: el diario vivir de la prensa independiente en Nicaragua”, La Prensa indicó que en julio al menos 11 periodistas, que recibían asedio y amenazas por parte de “fanáticos” del Gobierno, o bien del Ministerio Público, se vieron “forzados” de exiliarse “para resguardar su vida y continuar su trabajo periodístico”.

CONTINÚA DESFILE DE PERIODISTAS ANTE FISCALÍA

Asimismo, según el informe, el mes pasado el Ministerio Público continuó citando a periodistas y directores de medios para cuestionarlos sobre sus supuestos vínculos con la clausurada Fundación Violeta Barrios de Chamorro, que es investigada por supuesto lavado de dinero, “y para recordarles el alcance de la Ley de Ciberdelitos”.

“Esto como una amenaza latente por realizar un periodismo crítico que cuestiona los infortunios de la gestión gubernamental. Tres comunicadores fueron citados por segunda vez a la Fiscalía”, criticó La Prensa, en el documento.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

En el informe, el diario registró 23 casos de violaciones a la libertad de prensa en Nicaragua en julio, con 20 víctimas, y sostuvo que “la práctica periodística en Nicaragua se ha convertido en una profesión de alto riesgo”.

“Nuevamente alertamos que persiste la preocupación de caer en un apagón informativo, lo cual agravaría la ya difícil situación de la libertad de expresión y prensa en Nicaragua”, indicó.

LA AMENAZA DE LA VICEPRESIDENTA

La vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, ha advertido a los periodistas que no deben estar publicando “noticias falsas” sobre temas de salud, con información de “falsos médicos y con falsos pronósticos”, lo cual está penado en la Ley Especial de Ciberdelitos, que establece penas de 1 a 10 años de cárcel.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

El pasado 25 de mayo, la vicepresidenta también cargó contra los periodistas, a los que acusó de “inventar cualquier cosa para sembrar el terror”, los tildó de “malignos”, “hipócritas”, “destructores”, “criminales”, “terroristas de la comunicación”, y agradeció a Dios que van “quedando en unos cuantos miserables”.

Para Reporteros sin Fronteras, el presidente Daniel Ortega es uno de los dirigentes que ha entrado en la lista de los “depredadores de la libertad” de prensa por su política de “asfixia económica” y “censura judicial” de los medios independientes.