EFE.- El presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, dijo este viernes que “la obligación de todo funcionario público es la de vacunarse” contra la covid-19, que experimenta una tercera ola “atenuada” en el país, donde ya hay casos comunitarios de la contagiosa variante delta.

“La obligación de todos los funcionarios públicos es la de vacunarse”, afirmó el mandatario, quien aseguró que analiza la posibilidad de que los que no se vacunen “se vayan con licencia sin sueldo a su casa”, porque, “no tienen derecho de contagiarme a gente que está vacunada y está trabajando”.

Cortizo pidió “evitar ese cargo de conciencia” (de enfermar a otras personas por no estar inoculado), y alentó a convencer a familiares y amistades de la importancia de vacunarse, incluyendo, dijo, “a los funcionarios públicos que no tienen ningún derecho a no estar vacunados. No tienen derecho de contagiarme a otra gente”.

El gobernante panameño ofreció estas declaraciones durante una gira de trabajo por la provincia central de Herrera.

LEER: Panamá estudia la opción de una tercera dosis de vacuna anticovid

Este mismo viernes, la Defensoría del Pueblo de Panamá hizo públicas sus consideraciones sobre las medidas que “condicionan como requisito a la población vacunarse para recibir atención, subsidio social y la admisión tanto en lugares públicos como privados”.

“Como Institución Nacional de Derechos Humanos, exhortamos a los sectores públicos y privados, respetar el derecho que tiene cada individuo de decidir de forma libre, vacunarse o no”, tal como lo expresa la Ley 68 de 2003 que “regula los derechos y obligaciones de los pacientes, en materia de información y de decisión libre e informada”, indicó un comunicado de la Defensoría del Pueblo.

“Sin embargo, instamos a la población a informarse sobre todo el proceso de vacunación y sus beneficios”, señaló la Defensoría.

LEER: Una isla de Panamá, aislada de los humanos, pierde su biodiversidad

Las autoridades sanitarias de Panamá estudian la opción de aplicar una tercera dosis de reforzamiento contra la covid-19 en el país, donde ya se han detectado casos comunitarios de la contagiosa variante delta del coronavirus.

De acuerdo con la información disponible, en Panamá se han detectado 9 casos de la variante delta del coronavirus en las provincias de Panamá, donde está la capital; la aledaña de Panamá Oeste, la de Colón y Bocas del Toro, en el litoral Caribe; Herrera, en el centro del país, y la occidental de Chiriqui.

El Minsa alertó que la variante delta del coronavirus afecta más a personas no vacunadas, y recordó que “más del 93 % de los pacientes fallecidos no contaban con ninguna dosis de la vacuna anticovid-19”.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter.    

Desde el 20 de enero pasado, en Panamá se han aplicado 3.292.229 dosis de la vacuna Pfizer y AstraZeneca contra la covid-19, que han entregado poco más de 4,3 millones de raciones, según datos del Minsa.