Por Manuela Zurita / Forbes Colombia

La inversión en startups peruanas alcanzó los US$18 millones en el primer semestre del 2021, lo que supone un 80% más que en el mismo período del 2020, de acuerdo con el último reporte de la Asociación Peruana de Capital Semilla y Emprendedor (Pecap).

Según el reporte, un total de 18 startups peruanas —el doble respecto al primer semestre del 2020— recibieron dicha inyección de capital.  De estas, 17 transacciones recibieron inversión semilla (para diseñar el negocio) y 1 temprana (para ponerlo en marcha), precisa.

El hecho de que los montos hayan estado dirigidos a nuevas startups marca un giro en la dirección del capital para startups en el Perú respecto al año pasado. Entonces, los fondos, ante la incertidumbre creada por la crisis sanitaria por covid-19, buscaron reinvertir en proyectos de sus portafolios.

“Veo los estados de este reporte del primer semestre de este año con esperanza, porque veo que sí tenemos más actores invirtiendo en etapa semilla. Creo que es absolutamente clave para crecer en el sistema. Son nuevas inversiones. Es una buena señal”, asegura Meghan Stevenson-Krausz, presidenta del directorio de Pecap, sobre el reporte.

En esa línea, la ejecutiva también subraya que las rondas seed comienzan a ser mayores a US$1 millón, lo que es más “saludable” para las startups. En este grupo, destacan la foodtech OlaClick, la edtech Prendea y la fintech Hapi, que fueron apalancadas por Y Combinator (YC). Así, a la fecha –junto a la edtech Kurios y la healthtech Fitia–  son cinco las startups peruanas respaldadas por la prestigiosa aceleradora.

“Hay más inversores internacionales que no solamente están mostrando interés, sino invirtiendo en startups peruanas”, comentó Meghan Stevenson-Krausz, presidenta del directorio de Asociación Peruana de Capital Semilla y Emprendedor. (Foto: Pecap)

Detrás de la inversión

Del total inyectado, el 57% de la inversión realizada correspondió a fondos de inversión, 28% a inversión ángel, 13% a fondos corporativos y 2% a aceleradoras, según el reporte de Pecap.

Los sectores que atrajeron mayor capital fueron: logística (39%), foodtech (30%), fintech (19%), edtech (8%), entre otros (4%).

Entre estas operaciones, Stevenson-Krausz distinguió la ronda levantada por la app de delivery Chazki, que recibió US$7 millones de diversos inversionistas, entre ellos, el grupo Falabella. Dicha inversión le permitirá a la startup con presencia en Perú, Chile, Argentina y México crecer y afianzarse en Colombia, según contó su cofundador Gonzalo Begazo a Forbes Colombia en una entrevista anterior.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Otro fondo corporativo que apostó por una startup peruana fue Arca Continental Ventures (AC Ventures, de la embotelladora de Coca Cola), que participó en una ronda de inversión con US$2 millones en OlaClick. La startup, que ofrece servicios de gestión digital a restaurantes, fue creada por Hassan Bourgi y Carol Riboud, fundadores de Bus Portal, adquirida por el grupo indio Red Bus en el 2016, precisó la ejecutiva.

En foodtech, Manzana Verde –que gestiona planes de alimentación saludables a medida en alianza con restaurantes de menú y opera en Perú y México – acaba de levantar US$1,5 millones de Matterscale Ventures, Clout Capital, FJLabs, MrPink VC, Salkantay Ventures y Sergio Monsalve de Roble Ventures, según una nota de la agencia de noticias EFE del pasado 13 de agosto.

Megabite, foodtech con foco en dark kitchens, está asimismo incluida entre las principales startups que fueron financiadas. En efecto, según declaró al periódico peruano El Comercio su fundador Pedro Neira –creador de la que fuera la app de citas Mi Media Manzana- la app acaba de cerrar una ronda que terminó “sobresuscripta” y en un mes abrirá otra de entre US$2 millones y US$3 millones para expandir el negocio en México.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

En fintech, recibieron capital Credi Gob (que ofrece préstamos a proveedores estatales), Qualus (app de gestión financiera para mypes), My Pay (para pagos en tiendas vía códigos de barras y QR), Instacash (para préstamos contra tarjetas de crédito), Hapi (para compra y venta de acciones) y Máximo. En estas dos últimas participa como inversionista Inca Ventures, de la que Stevenson-Krausz es directora.

Prevalece la inversión extranjera

Respecto al origen del capital inyectado en el ecosistema peruano, cabe destacar que el 83% provino de inversionistas internacionales, puntualizó Stevenson-Krausz.

En efecto, según comentó la ejecutiva, en los últimos años existe un creciente interés foráneo en las startups peruanas, considerando que en el 2019 dicha inversión equivalió alrededor del 30% del total y en el 2020, al 75%.

Dicha tendencia es coherente con el mayor apetito por la región por parte de inversionistas ángeles, sobre todo norteamericanos (de Estados Unidos, México y Canadá), agregó la representante de Pecap.  

En América Latina, la inversión en startups en el primer semestre del 2021 alcanzó los US$6.200 millones, superando los US$4.100 millones del año pasado, apunta la ejecutiva quien citó datos de la Asociación Latinoamericana de Capital de Riesgo & Capital Privado (Lavca, por sus siglas en inglés).

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

Además, comenta que los fondos globales comienzan a levantar capital para invertir especialmente en la región, como Kaszek Venture, que captó US$1.000 para ello. “En pocas palabras, lo que veo que es que hay más inversores de fuera de la región que están invirtiendo en Latinoamérica y hay más fondos que están levantando más dinero para invertir en la región”, afirmó.

Aunque en Pecap saludan el acercamiento de agentes externos, también advierten la importancia de que los actores locales –como los estatales– impulsen al surgimiento y apalancamiento de nuevas startups, para que estas crezcan y generen el atractivo que hoy tienen aquellas que reciben capitales.

“Es aún más importante que sigamos invirtiendo en los programas que apoyarán a las nuevas generaciones de startups de alta calidad que atraerán más inversión internacional”, opina Stevenson-Krausz.

Sobre el apoyo del Estado peruano al ecosistema, Pecap destaca el lanzamiento del Fondo de Capital para Emprendimientos Innovadores (FCEI) con S/70 millones (US$17,1 millones) para el desarrollo de fondos de inversión de venture capital en los países de la Alianza del Pacífico e indican que se está a la espera del lanzamiento de un nuevo concurso del programa de incubación y aceleración Startup Perú.

Proyección: Duplicar el 2020

Si bien las cifras del primer semestre están lejos de los US$46 millones invertidos en startups en el 2020, Stevenson-Krausz proyecta que este año se superará con creces dicha suma. La estimación parte del hecho de que en el último reporte de Pecap de este año no incluye la reciente Serie B de la edtech Crehana de US$70 millones.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

En ese sentido, este año Pecap prevé que el monto invertido en startups peruanas alcance los US$100 millones, una meta que la asociación proyectaba para el 2022. “Este año podríamos alcanzarlos”, dice el director ejecutivo de Pecap, Luis Narro, quien participó de la entrevista.

“Podemos decir que sabemos que se han invertido US$88 millones en agosto del 2021. Entonces, no sabemos, pero sí que va a ser una año récord para la región y para Perú”, concluye Stevenson-Krausz.