EFE.- El barco de lujo Star Breeze, de la línea de cruceros estadounidense Windstar Cruises, arribó este jueves a Panamá, reactivándose así la programación del paso de buques de excursionistas tras su cancelación por la pandemia de la covid-19, dijeron fuentes oficiales.

La llegada del Star Breeze a Guna Yala, Caribe panameño, “marca el inicio de la temporada de cruceros 2021-2022”, destacó la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP) en sus redes sociales.

“Con la llegada de este primer crucero con pasajeros a nuestro país, después de más de 1 año y medio, continuaremos con el apoyo a la reactivación económica del país, con servicios relacionados al turismo e industrias marítimas auxiliares, entre otros”, remarcó por su parte la Autoridad Marítima de Panamá (AMP).

Windstar Cruises opera cruceros pequeños de lujo en Europa, Pacífico Sur, el Caribe y Centroamérica.

LEER: La actividad económica de Panamá crece un 4.85% entre enero y junio

El administrador de la ATP, Ivan Eskildsen, destacó que “el nicho de pequeños cruceros es uno de los segmentos que priorizamos según el Plan Maestro de Turismo Sostenible 2020-2025; enfoque en viajeros conscientes que aprecian la riqueza natural y cultural de Panamá”.

El crucero, que cumplirá en Panamá un itinerario de siete días, llegó al archipiélago de islas de la comarca indígena Guna Yala, el primero de sus dos atraques en el sector atlántico panameño, dijo a EFE una fuente de la Autoridad Marítima.

Tras su estancia en Guna Yala, el buque visitará Isla Colón en la provincia caribeña de Bocas del Toro.

El sábado llegará al puerto de Cristóbal, en la entrada atlántica del Canal de Panamá, y el domingo transitará por la vía acuática hacia isla Flamenco, en el lado del Pacífico de la franja interoceánica, donde fondeará para después recalar en Isla Parida en la provincia occidental de Chiriquí.

El arribo de este primer crucero se da luego de la autorización del Gobierno Nacional, emitida el martes, que permite el embarque y desembarque de pasajeros de cruceros, mini cruceros, naves de gran calado, yates, mega yates, yates de uso comercial, entre otros, señaló un comunicado de la AMP.

LEER: Docentes rechazan retorno a aulas en Panamá por falta de garantías sanitarias

Esta operación controlada, a cargo del Ministerio de Salud y la AMP, fue autorizada siguiendo los lineamientos del Protocolo de Recepción de Cruceros trabajado por ambas entidades, así como aquellos establecidos por el protocolo de bioseguridad del barco, indicó la entidad marítima.

Todos los pasajeros del crucero Star Breeze y sus tripulantes cuentan con esquema de vacunación completo contra la covid-19, pruebas negativas y cumplirán con las normas establecidas de ingreso a Panamá por vía marítima y aérea, dijeron las autoridades.

Panamá es considerado para ser el puerto base para el embarque y desembarque de pasajeros que se unirán a la travesía mientras que otros retornarán a sus hogares utilizando el Aeropuerto Internacional de Tocumen, el principal del país.

El crucero Star Breeze tiene una capacidad máxima para 312 pasajeros y 190 tripulantes, pero en razón de la pandemia y las restricciones internacionales maneja actualmente un máximo de 60 % de su cabida total de viajeros, siendo el 98 % de nacionalidad estadounidense, de acuerdo con la información oficial.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

Su capitán es panameño y durante su estadía en el país sumará a su fuerza laboral a bordo cuatro tripulantes nacionales de Panamá, detalló la AMP.