EFE.- El Gobierno de Costa Rica anunció este viernes que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) donará 200.000 dólares para asistencia humanitaria de primera necesidad para las familias afectadas por las fuertes lluvias en la zona norte y Caribe, durante el mes pasado.

En un comunicado de prensa, la Casa Presidencial indicó que los recursos se destinarán a atender las necesidades más urgentes de la población afectada mediante la adquisición de bienes como agua potable, productos alimenticios e insumos de primera necesidad, así como la logística necesaria para llevar estos insumos a las familias afectadas.

LEER: Costa Rica busca desarrollar la industria de comercialización de insectos

“Nuestras muestras de agradecimiento para el BID ante esta nueva muestra de solidaridad para con nuestro país. La atención a la emergencia continúa y esta donación es sinónimo de beneficio para muchos hogares que necesitan una mano”, expresó el presidente costarricense, Carlos Alvarado.

Las intensas lluvias afectaron durante julio pasado rutas nacionales y cantonales, viviendas, diques y puentes en más de 30 cantones, 14 de ellos contemplados dentro de la declaratoria de emergencia nacional debido a que resultaron ser los más afectados por las inundaciones y deslizamientos.

LEER: Costa Rica, el país con mejor desempeño en inversiones: fDi Intelligence

“Agradecemos la cooperación solidaria en el marco de una emergencia nacional, que sabemos beneficiará a cientos de familias. La coordinación con la empresa privada y las organizaciones permite avanzar de manera oportuna en la fase de rehabilitación temporal de servicios básicos”, afirmó el presidente de la Comisión Nacional de Emergencias, Alexander Solís.

Por su parte, el jefe de operaciones y representante interino del BID en Costa Rica, Francisco Javier Urra, explicó en sus declaraciones que el banco tiene una agenda conjunta de trabajo en el país para mitigar los impactos del cambio climático en el incremento de eventos naturales extremos con medidas como la implementación del Plan Nacional de Descarbonización de Costa Rica.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter.     

Los cantones que forman parte de la declaratoria de emergencia están ubicados en la zona norte de la provincia de Alajuela (San Carlos, Río Cuarto, Upala Los Chiles y Guatuso), en la localidad de Turrialba en Cartago (centro), en Sarapiquí de Heredia (norte), así como en la provincia de Limón (Pococí, Guácimo, Matina, Siquirres y Talamanca).