EFE.- El presidente de China, Xi Jinping, anunció hoy la creación de la Bolsa de Pekín, que estará centrada en “pymes orientadas a la innovación” y que se convertirá en el tercer mercado bursátil de la parte continental del país.

Hasta ahora, China contaba con bolsas en Shanghái (este), Shenzhen (sureste) y en la región autónoma de Hong Kong.

En un discurso durante la Feria Internacional del Comercio de Servicios de China, el mandatario prometió “seguir apoyando el desarrollo, impulsado por la innovación, de las pymes”.

Inmediatamente después, la Comisión Reguladora del Mercado de Valores de China (CSRC) publicó un comunicado en su página web en el que apunta que se trata de un “nuevo gran plan estratégico para el mercado de capitales”, con el objetivo de “mejorar el sistema de apoyo financiero (…) para las pymes”.

“El establecimiento de la Bolsa de Pekín es una medida importante para implementar la estrategia nacional de desarrollo basado en la innovación, y cultivar de forma continua nuevos motores de desarrollo”, apunta la institución.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

El nuevo mercado capitalino no arrancará de cero sino que se construirá sobre algunas “capas seleccionadas ya existentes” del Sistema Nacional de Transacción y Cotización de Valores (NEEQ, conocida popularmente como “nueva tercera bolsa”).

El NEEQ es un mercado ‘over-the-counter’ (extrabursátil) abierto en 2013 para complementar a las bolsas de Shanghái y Shenzhen, con el objetivo de ofrecer un “canal de financiación con costes bajos y procedimientos de cotización simplificados” para pequeñas y medianas empresas.

Según la televisión estatal CGTN, a finales de 2020 el NEEQ albergaba a más de 8.000 compañías -el 94 % de ellas, pymes- con un valor de mercado combinado de 2,65 billones de yuanes (410.433 millones de dólares, 345.957 millones de euros). 

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter