EFE.- Los integrantes del Grupo de Contacto Internacional, impulsado por la Unión Europea (UE), dieron este jueves la “bienvenida” al inicio de las negociaciones “integrales, lideradas por los propios venezolanos, que se han iniciado en México”.

En una declaración conjunta, divulgada por el Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE), los miembros del Grupo de Contacto Internacional reiteran su llamamiento a los socios regionales e internacionales para dar “una respuesta común” a la situación en Venezuela, en particular apoyando este proceso de negociación.

LEER: América Latina: El clima de negocios sube a su mejor nivel en tres años

El apoyo a una solución “negociada, pacífica y democrática” a la crisis en Venezuela ha sido un objetivo de este grupo desde su creación, destaca la declaración consensuada por la UE, Chile, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, Francia, Italia, Alemania, Holanda, Panamá, Portugal, España, Suecia y Uruguay.

“Este proceso de diálogo incluyente puede sentar las bases para una solución consensuada a la crisis venezolana”, manifiestan los miembros del Grupo y, por tanto, instan a ambas partes a participar de manera “constructiva y de buena fe” en la mesa de negociaciones.

LEER: El 60% de los empresarios cree que la firma electrónica respalda los negocios

“La única salida a la crisis que atraviesa Venezuela es una negociación política y la organización de elecciones creíbles, libres y transparentes de acuerdo con el marco constitucional y legal de Venezuela”, insisten.

Por último, el Grupo agradece a Noruega su papel en la organización de este diálogo y por el apoyo de México.

El 13 de agosto pasado delegaciones del Gobierno y de la oposición de Venezuela firmaron un memorando de entendimiento en México en el que mostraron su disposición a “acordar las condiciones necesarias para que se lleven a cabo los procesos electorales consagrados en la Constitución con todas las garantías y entendiendo la necesidad de que sean levantadas las sanciones internacionales”.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

Este diálogo, tutelado por Noruega, llega tras el fracaso de las negociaciones de 2019, después de que el líder opositor Juan Guaidó se proclamara presidente interino de Venezuela y fuera reconocido por medio centenar de países, España entre ellos.